Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera borrasca intensa del otoño

Las lluvias dejan hasta 111,6 litros por metro cuadrado en VinaròsEl mal tiempo dejó las playas vacías y adelantó la vuelta a casa tras el puente

El primer episodio borrascoso del otoño barrió la Comunidad Valenciana durante todo el día de ayer de norte a sur, a pesar de que las previsiones apuntaban a que el temporal de lluvia se centraría en el litoral de Valencia y en el norte de Alicante. Las lluvias fueron generalizadas sobre todo en la provincia de Castellón y dejaron durante la jornada de ayer hasta 106,8 litros por metro cuadrados en Vinaròs, según Meteoclimatic. "Ha sido una bolsa de aire frío muy errática que finalmente ha caído, sobre todo, en Tarragona y en Castellón", explicó ayer Jorge Olcina, director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante.

La lluvia estuvo acompañada de temporal marítimo, que el lunes por la tarde afectó especialmente a La Marina Alta, como la playa del Arenal de Xàbia, donde hubo que cerrar varios restaurantes, o en Dénia, donde ayer el temporal se tragó la playa de Blau Beach, pero también a la costa de Castellón. En Burriana las olas saltaban a media tarde el muro de contención del paseo marítimo, según el Centro de Coordinación de Emergencias. La oficina en Valencia de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) destacó que las lluvias han tenido finalmente intensidad moderada y al cierre de esta edición no habían causado incidentes graves.Los incidentes más destacados se registraron en el interior de Castellón, donde la lluvia causó desprendimientos en las carreteras de montaña de la Tinença de Benifassà y en la comarca de Els Ports, donde se superaron de forma generalizada los 50 litros por metro cuadrado, según informa Europa Press. Los desprendimientos no obligaron al corte de la circulación en ninguna de las vías afectadas por estas incidencias aunque obligaron a los conductores a extremar la precaución.

También en Castellón, la intensidad de la lluvia en determinados momentos elevó el caudal de ríos y ramblas en el interior de la provincia. En Forcall, en la confluencia de los ríos Bergates, Cantavieja y Calders se alcanzó un nivel de agua considerable.

Por la tarde, el temporal se fue desplazando hacia el sur y aunque más diluido la lluvia hizo acto de presencia a partir de media tarde en muchos puntos de Alicante. El temporal de lluvia y viento se desinfló a su paso por La Marina Alta -donde incluso se temía la formación de pequeños huracanes en el mar-. Sólo Xàbia y Dénia registraron mayor cantidad de agua por metro cuadrado en las últimas horas. En estos dos municipios, el agua ocasionó los habituales estragos. En Xàbia, diversos establecimientos cerraron sus terrazas ante la fuerza del mar, que inundaba pequeños tramos del paseo marítimo en la playa del Arenal. En Dénia, la carretera de Les Marines y sus caminos de acceso al mar resultaron por tramos anegados. El agua devoró la arena en la playa de Blau Beach y alcanzó las casas de primera línea. Esta playa fue regenerada el pasado mes de marzo por el servicio provincial de Costas.

Y el temporal marítimo obligó a Baleària a cancelar sus ferries entre Dénia y Baleares.

La lluvia también dejó buena parte de las playas valencianas casi vacías durante el último día del puente festivo. En El Postiguet de Alicante, por ejemplo, la escasa presencia de bañistas durante la mañana (a pesar de que no llovió por la mañana) contrastaba con la animación de público en distintos lugares turísticos de la ciudad o con las colas que se registraron en el Museo Arqueológico de Alicante (Marq), que celebraba su último día de puertas abiertas antes de clausurar las exposiciones El enigma de la momia. El rito funerario en el Antiguo Egipto y Objetos egipcios en Alicante. Y en Castellón, muchos turistas que habían elegido el interior de la provincia para pasar el puente festivo adelantaron su regreso a casa, lo que complicó el tráfico.

La Generalitat mantuvo durante todo el día la preemergencia naranja por temporal marítimo en las provincias de Castellón, Valencia y el norte de Alicante. También mantuvo la preemergencia naranja en el litoral de Valencia y del norte de Alicante. La previsión se revisará hoy pero a última hora de la tarde y al inicio de la noche de ayer ya se preveía que el temporal empezara a remitir a lo largo de la noche. Con todo, no se descartaban precipitaciones que podían llegar a ser importantes, sobre todo en las comarcas de La Safor (Valencia ) y de La Marina Alta (Alicante) durante la madrugada de hoy.

Precipitaciones

- En la provincia de Castellón, las localidades donde se acumuló más agua durante la jornada de ayer y hasta última hora de la tarde de ayer fueron Vinaròs (111,6), Benicarló (74,4) y Catí (71,6), según datos de la red Meteoclimatic.

- En la provincia de Valencia, las precipitaciones máximas se localizaron en La Pobla Llarga (44,5), en Llaurí (40,7), Gandia (38,6), y en Genovés, Valencia o Chelva, con 37 litros respectivamente, según datos de Meteoclimatic y de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Valencia.

- En la provincia de Alicante, mientras, al cierre de esta edición las principales precipitaciones habían caído en Dénia (73,2), Xàbia (68,2) o Pego (33,8), según Meteoclimatic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 2010

Más información