La tuneladora llega a la Sagrada Familia

"Los barceloneses no tienen que preocuparse, si hay alguna novedad, Adif informará oportunamente". Esta es toda la política informativa de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) respecto a la situación de la tuneladora que perfora el túnel del AVE que ha alcanzado la manzana de la Sagrada Familia.

La tranquilidad de los barceloneses la garantiza, según los portavoces de Adif, que no haya nada que decir. Ni siquiera el lugar preciso donde trabaja la tuneladora. Anteayer había alcanzado la calle de Padilla y avanza a una media de 20 metros diarios, por tanto, anoche debió de llegar a la altura del portal de la Glòria de la Sagrada Familia, en la calle de Mallorca.

El silencio del Adif es universal: "El Ayuntamiento de Barcelona no sabe dónde está la tuneladora, pero es Adif la que debe informar", dijo ayer un portavoz municipal. En la misma situación está la Generalitat. Representantes de ambas Administraciones reconocieron que Adif ha dejado de remitir información a los miembros de la comisión de seguimiento de las obras desde hace 15 días. "Las reuniones de la comisión se hacen una vez al mes, pero los miembros recibíamos información cada dos o tres días. Desde hace dos semanas, estas comunicaciones han dejado de llegar", explicó un miembro de la misma.

La intención de la empresa es pasar junto al templo casi de puntillas y sacar pecho una vez se haya llegado al cruce de Bruc y Provença, donde se halla otro pozo de extracción de tierras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de octubre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50