EE UU advierte a sus ciudadanos del alto riesgo de atentados en Europa

El Gobierno británico sigue a Washington y eleva el nivel de amenaza terrorista

El Gobierno de Estados Unidos advirtió ayer a sus ciudadanos que viajen a Europa que tomen precauciones extraordinarias ante el peligro de un ataque terrorista, aparentemente con origen detectado entre grupos radicales islámicos basados en Pakistán. El Ejército norteamericano ha intensificado en los últimos días los bombardeos sobre células extremistas en ese país, supuestamente con la intención en parte de abortar esos planes.

Un portavoz oficial afirmó que el presidente Barack Obama fue informado sobre las amenazas en Europa durante su fin de semana en Camp David y dio instrucciones de "tomar todas las medidas necesarias" para impedirlos. Poco después, el Gobierno británico siguió a Washington y el Foreign Office aumentó de "regular" a "alto" el nivel de amenaza terrorista.

Más información
Doce detenidos en Francia por supuestos lazos con el islamismo radical
Pakistán vincula los ataques de la OTAN a la amenaza terrorista en Europa

La nota emitida ayer por el Departamento de Estado norteamericano no desaconseja viajar a ningún país europeo, como suele ocurrir cuando el riesgo es claro e inminente. Se limita a recomendar a sus compatriotas que estén atentos a lo que les rodea y adopten medidas especiales de seguridad al usar los transportes públicos o los escenarios más turísticos y concurridos.

La advertencia no precisa los lugares exactos que están amenazados ni los países en los que un atentado es más probable. Días antes, funcionarios norteamericanos habían alertado ya sobre el peligro de ataques terroristas en Europa, particularmente en Francia, Alemania y Reino Unido, y añadieron que también se habían observado algunas amenazas procedentes del norte de África.

El único dato preciso aportado por los responsables estadounidenses sobre esos planes ha sido la confesión de un supuesto terrorista de origen alemán detenido en Pakistán después de que hubiera establecido contacto con grupos extremistas de ese país para obtener entrenamiento y explosivos. Uno de esos grupos implicados en el complot podría ser el mismo que organizó los ataques contra los hoteles en Bombay en 2008.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Ataques de la CIA

La amenaza terrorista contra Europa ha sido una de las razones expuestas en los últimos días para justificar el incremento de los ataques por parte de la CIA con aviones sin tripulación especialmente en la región paquistaní de Waziristán, uno de los principales focos extremistas. Esos ataques, que solían producirse dos o tres veces al mes, se han incrementado ahora hasta un ritmo de dos por semana.

Aunque en ocasiones se bombardean objetivos equivocados y provocan muertes de civiles inocentes, Estados Unidos considera esos ataques vitales dentro de su estrategia en la guerra de Afganistán. En una de esas acciones en días pasados, los militares norteamericanos identificaron entre los muertos el cadáver de un ciudadano británico, lo que confirmó la sospecha creciente de que algunos europeos, especialmente alemanes y británicos, se han unido a las células terroristas que operan en Pakistán y Afganistán.

Estados Unidos ha puesto desde hace días toda esta información a disposición de los Gobiernos europeos, alguno de los cuales, como el de Francia, han tomado medidas por su cuenta para hacer frente a las amenazas.

Soldados franceses patrullan en el museo del Louvre, en París, ante el temor de atentados terroristas.
Soldados franceses patrullan en el museo del Louvre, en París, ante el temor de atentados terroristas.AP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS