Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:GUILLERME VÁZQUEZ | Portavoz nacional del BNG

"El Bloque está en plena forma"

Guillerme Vázquez afrontará, en mayo, su primer proceso electoral como líder del BNG. Satisfecho de la respuesta a la huelga general, considera que "algo se está moviendo". "Había mucha gente joven en las manifestaciones", afirma. Y que esta situación repercutirá, para bien, en el Bloque.

Pregunta. La huelga general, ¿servirá para algo?

Respuesta. La movilización fue un éxito y la expresión de la disconformidad de muchísimos gallegos con las políticas del Gobierno central y de la Xunta. Deben tomar nota o esa disconformidad no hará más que aumentar. Y reivindicar nuestros derechos siempre sirve para algo. Lo que no sirve para nada es aceptar medidas contra los derechos laborales y sociales.

P. ¿Pero los gobiernos tienen margen de maniobra?

R. Para meter en cintura a los causantes de la crisis, los mercados financieros, lo primero es tener voluntad de hacerlo. Y al señor Feijóo habría que preguntarle si comparte las medidas del Gobierno central. Feijóo, que no quiere usar sus competencias, que no las quiere ampliar, que no cuestiona la financiación, se escuda en culpabilizar al Gobierno central. Pero transmite incompetencia e impotencia.P. Feijóo aprovechó la huelga para atacar a los bipartitos...

R. Cuando uno tiene escaso nivel argumental, recurre a cualquier cosa. Pero ese día, a esa hora [el 29 de septiembre], si había algún bipartito, era Partido Popular y Partido Socialista.

P. Por eso mismo, no debe resultar fácil compartir gobierno cuando se difiere en una cuestión tan central como una huelga general.

R. No estamos en el Gobierno central. Feijóo utiliza un argumento de escasa entidad para escurrir el bulto de su responsabilidad. El trató de no aparecer ese día, pero esta huelga general también va con él. Pero, insisto, sí hubo un bipartito ese día, PP y PSOE.

P. La CIG mostró músculo movilizador. ¿Contrasta con un nacionalismo político que no atraviesa su mejor momento?

R. Eso lo dice usted.

P. Electoralmente es así.

R. Eso lo dice usted. Que yo sepa, en los últimos tiempos no hubo elecciones.

P. No desde que usted asumió la portavocía, es cierto.

R. Pero, de cualquier forma, es evidente que el éxito de la huelga general en Galicia, de las mayores del Estado, tiene que ver con el sindicalismo nacionalista y el nacionalismo político. Porque nosotros la apoyamos sin medias tintas, sin ambigüedad. Y como BNG estamos en plena forma, si no eche un vistazo a las posiciones del partido en el último año: todas fueron acertados y sintonizando con la mayoría social del país. Si puede servir de dato, que no lo sé, en este momento el Bloque tiene más afiliados que nunca.

P. ¿Cuál es la cifra?

R. No la manejo, pero en todo caso la mayor de su historia.

P. ¿Le resulta creíble Feijóo cuando achaca los recortes en sanidad o educación al Estado?

R. Los ciudadanos depositaron su confianza en Feijóo porque iba a hacer más con menos, iba a resolver la crisis en 45 días. Pero aplica su programa: privatización de la sanidad, de la enseñanza, disminuir el gasto social. Es cierto que hay una situación económica, por la reducción de ingresos de la Xunta, preocupante. Pero Feijóo tiene competencias estatutarias que no usa; puede aumentar la recaudación vía tramos autonómicos del IRPF; puede aumentar la carga fiscal a la segunda vivienda... Y puede, además, cuestionar los límites de esas competencias. Sin embargo, lo que hace es transmitir que es un simple gestor de las políticas del Estado.

P. Ustedes también critican el recorte del Gobierno central.

R. Pero desde posiciones diferentes. Nosotros cuestionamos los Presupuestos del Estado, por su filosofía, porque, en definitiva, son los presupuestos del FMI. El PP no lo hace por eso. Y nosotros entendemos que el aumento de ingresos deberá venir de que las rentas altas paguen más y de reducir el gasto improductivo. Y en Galicia, la Xunta, más allá de preconizar una austeridad que no existe, el gasto corriente está disparado.

P. ¿Existe riesgo de privatización de la CRTVG?

R. Han planteado el debate y el presidente ha dicho que sobraban 400 empleados. Y hay una campaña por la inutilidad de las televisiones públicas en general y de la gallega en particular.

P. ¿Qué significaría?

R. Sería una pérdida irreparable, aunque no comparta que, co mo ahora, la televisión pública esté al servicio de un partido. Pero sí estoy a favor de que la televisión pública exista y más aún en el caso de Galicia.

P. Ahora se acerca el desenlace de la fusión de las cajas. ¿Ha sido utilizado el BNG por el PP?

R. No. Dimos el debate que había que dar y demostramos que la fusión era posible y que era necesaria para evitar la deslocalización en el primer round del proceso. Y que una ley gallega era útil para poner el ahorro de los gallegos al servicio del país y de su economía productiva. Quien da marcha atrás es el PP para satisfacer los intereses de unos directivos. Entonces recibimos ataques, sobre todo del PSdeG, por pactar con el PP y ahora los que pactan son ellos. Nosotros nos mantenemos en el mismo lugar y si no hubiéramos dado el debate, Galicia habría perdido el centro de decisión de las cajas.

P. Ese peligro aún existe.

R. Efectivamente. Pero nosotros siempre lo advertimos. Ahora, en ese pacto PP-PSOE se incluye una modificación de la Ley Orgánica de Cajas con un objetivo: bancarizar las cajas de ahorro y deslocalizarlas. Nos oponemos. El modelo de cajas debe mantenerse como es.

P. ¿Porque apoyaron la reforma de la Lei de Costas y luego se retiraron?

R. No lo comparto. Nostros siempre defendimos que la ley debía adaptarse a la realidad del país, que hay núcleos costeros tradicionales que no se pueden considerar como los considera un Gobierno central.

P. Al principio, el BNG apoyó la reforma de la norma y luego anunció que se retiraba.

R. Una cosa es apoyar la discusión en términos genéricos y otra que se cambie de posición.

P. Hay quien reprocha al Bloque no ser contundente con la corrupción del PP.

R. Somos tan contundentes como cualquiera en el combate de la corrupción. Ahora, con problemas sobre la mesa como la huelga general, el decreto del carbón, el precio de la leche, nosotros centramos los debates ahí. Y otros partidos, que no están en la movilización del 29 de septiembre, ni en la defensa de las centras térmicas gallegas, se dedican más a esa cuestión de la corrupción. Y, por lo que sea, tiene más éxito mediático.

P. Esta Xunta lleva muchos casos en poco tiempo.

R. Sí, y tiene imputados y aplica la doctrina Rajoy. El PP pretende ver la paja en ojo ajeno.

P. ¿Cómo afrontan las municipales?

R. Con entusiasmo. Estamos convencidos de que podemos tener un buen resultado electoral y para eso trabajaremos.

P. ¿Qué sería un buen resultado?

R. Incrementar el apoyo ciudano al BNG, obtener más representación y acceder a más gobiernos.

P. La división que se escenificó al elegir candidatos en las ciudades, ¿puede pasar factura?

R. Las primarias, primarias son. El BNG es una fuerza democrática, donde todo el mundo puede presentarse a cualquier cargo. Resolvió hace meses cuáles eran los candidatos que se iban a presentar. Si eso se vive como división, no sé como se vivirá lo que ocurre a lo largo y a lo ancho del Estado. Pero entre los nombramientos digitales, a dedo, en los que el secretario general impone candidaturas, y el comportamiento democrático del BNG, opto por éste. Y los ciudadanos, creo, lo entenderán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 2010