Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Callosa d'En Sarrià retoma un PAI de 2.178 casas anulado por el TSJ

Parte del programa ocupa una zona declarada LIC en la Sierra de Bèrnia

Ni la crisis económica ni la caída generalizada de la actividad urbanística han hecho desistir al Ayuntamiento de Callosa d'En Sarrià de la pretensión de urbanizar 1,8 millones de metros del llamado plan parcial Anibits-Margequivir. La urbanización de este sector que pretendía desarrollar la mercantil Miragolf Playa, SA, propietaria del 95% de los terrenos, fue anulada en los juzgados. Ahora, el consistorio ha decidido volver a impulsarlo a través de la gestión directa del suelo para construir 2.178 viviendas, un campo de golf y un helipuerto. La decisión ha sido adoptada por el gobierno del PP que ha contado con el apoyo de los dos partidos de la oposición (PSPV y Bloc). El objetivo, según el alcalde de Callosa, Batiste Savall, es "tutelar todo el proceso y que siga los cauces que debió haber seguido en su día".

El tribunal declaró nulo el PAI porque se aprobó antes que el PGOU

El alcalde minimiza los efectos del plan sobre la flora y fauna de la zona

El viernes acabó el plazo para presentar alegaciones a un plan ubicado a cinco kilómetros del casco urbano, casi en el límite con Altea, que incluye una parte de suelo agrícola y una zona de masa forestal. El mismo plan que ahora impulsa el consistorio fue anulado por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunidad Valenciana en abril de 2009. El PAI fue presentado por la mercantil Miragolf Playa SA en 2005 y aprobado y adjudicado por el Ayuntamiento en enero de 2006, justo antes de la entrada en vigor de la Ley Urbanística Valenciana. El TSJ anuló el acuerdo plenario a instancias del recurso de un particular y calificó la actuación municipal de "ilegal", a la vez que la consideró una "desviación de poder" ya que el PAI se autorizó antes de la aprobación definitiva del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio.

La plataforma ciudadana Callosa Sostenible ha presentado decenas de alegaciones, casi todas vinculadas a la preservación de esta zona de la Sierra de Bèrnia. Argumentan que el estudio ambiental expuesto para la evaluación específica de las repercusiones en la Red Natura 2000, fechado en enero de 2009, está obsoleto y no es un Estudio de Impacto Ambiental global del proyecto. Y añaden que una gran parte del sector está declarado Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) desde junio de 2009 por la presencia del águila azor perdiguera.

Por su parte, Ecologistas en Acción ha solicitado "que no se apruebe el Plan Parcial por las irregularidades observadas en su tramitación y porque las actuaciones que conlleva son incompatibles con la preservación de los valores naturales allí presentes". Denuncian que el proyecto contempla viales con una pendiente de hasta el 15%, que superan el límite legal del 6%, que la anulación anterior del plan impide que tenga fundamento legal cualquier documento del proyecto precedente, que no se incorpora el preceptivo Estudio de Sostenibilidad Económica, que el estudio de Integración Paisajística no ha sido sometido a participación pública o que "la edificación aislada, alejada del casco urbano y con baja densidad y alta ocupación de suelo, que caracteriza a este Plan Parcial es la forma más insostenible de ocupación de suelo y es contraria a las determinaciones de la Ley 4/2004, de Ordenación del Territorio y Protección del Paisaje". Carlos Arribas, coordinador de Ecologistas en Acción, ha comprobado que "el anterior urbanizador ha cedido los derechos de propiedad intelectual del proyecto al Ayuntamiento" y anuncia que volverán a llevar a los tribunales el PAI si el Ayuntamiento lo valida.

Savall asegura que "únicamente un 3% de los 1,8 millones de metros está afectado por el LIC" y que "la ZEPA no es predominante ni significativa porque el suelo urbanizable es una zona de campeo de las aves". Miragolf Playa, SA, es una sociedad radicada en Alcobendas (Madrid) de la que es director general Sergio Vidal, hermano de un ex concejal del PP de Benimantell y cuñado de la última candidata de los populares a esa alcaldía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 3 de octubre de 2010