Presupuestos para 2011 | Los altos cargos

La oferta de empleo público cae por tercer año consecutivo

La reducción en gastos de personal afecta a la Casa del Rey

Si los gastos de los dos últimos cursos fueron los de la contención, los de este ejercicio deben de ser los de la poda. Una poda anunciada en mayo, cuando el Ejecutivo presentó su plan para encarar el déficit, que incluía la rebaja de sueldos a los funcionarios. En 2011 caerán los sueldos y las plazas públicas. También se rebajará la partida destinada a miembros del Gobierno -congelada desde los Presupuestos Generales de 2009- y, por primera vez, la asignada a la Casa Real -congelada desde 2010-.

Concretamente, los gastos de personal bajan un 2,1%, desde los 27.572,27 millones de euros de hace un año -cuando subieron un 2,7%- hasta los 26.982,31 millones actuales. De ellos, 15.129,67 millones son para los funcionarios en activo (5,2% menos), mientras que el resto, 10.061,61 millones (un 2,6% más, una de las escasas partidas que escala), para el personal ya jubilado.

El tijeretazo de algo más de dos puntos porcentuales tiene varias lecturas. La primera, la rebaja media del 5% del sueldo proyectada a (o contra) todos los empleados del sector público; la segunda, la congelación de las retribuciones para el año que viene; por último, la supresión de 13.000 puestos en el funcionariado a lo largo de 2011.

Esta última medida, con visos de prolongarse hasta 2013, supondrá que de cada 10 funcionarios que se jubilen solo se cubra un puesto; supondrá, en este sentido, 30.000 plazas menos dentro de tres años, de acuerdo con las previsiones del Gobierno. Y supondrá que la oferta de empleo público caiga por tercer año consecutivo, lo que, junto con el recorte de sueldos, derivó en una huelga en el sector público con escaso seguimiento en junio.

Primera rebaja real

El de los funcionarios no es el único jornal que padecerá un tijeretazo. El Título III del texto presentado ayer prevé que el Gobierno y otros altos cargos (pertenecientes al Tribunal Supremo, al Constitucional, al Consejo Económico y Social, etcétera) pierdan entre un 10% y un 15% del sueldo que perciben desde 2008 (el cual no ha variado, ya que quedó congelado en los Presupuestos Generales de 2009). También caerá, aunque en menor proporción, la asignación global de la Casa Real, que pasa de recibir 8,9 millones de euros a 8,43 millones en 2011 (470.000 euros menos que en 2010).

La Zarzuela ya congeló su partida en los últimos Presupuestos. Pero esta vez se produce la primera rebaja económica de la monarquía en democracia. De la cercenadura salarial no escapa el Poder Judicial, con sueldos bastante más elevados que los del Ejecutivo. Los mejor retribuidos, el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Supremo, Carlos Dívar, y la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, cobrarán 130.152 euros y 129.271 euros, respectivamente (cobraban 146.342 antes del recorte). Zapatero ganará 78.185 euros (por 91.982 que se presupuestaron para 2010, luego recortados); los tres vicepresidentes pasan de 86.454 a 73.456 euros; y el sueldo de los ministros cae de 81.155 a 68.961 euros.Los

Sueldos de altos cargos y Casa del Rey (euros)

- José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno: 78.185.04

- M. Teresa F. de la Vega, vicepresidenta: 73.486,32

- Elena Salgado, vicepresidenta: 73.486,32

- Manuel Chaves, vicepresidente: 73.486,32

- F. Rubio Llorente, presidente del Consejo de Estado: 77.808,96

- Marcos Peña, presidente del Consejo Económico: 85.004,28

- Carlos Dívar, presidente CGPJ y T. Supremo: 130.152,62

- María Emilia Casas, presidenta del Tribunal Constitucional: 129.271

- J. Carlos de Borbón, asignación de la Casa Real: 8,43 millones

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 01 de octubre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50