Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tinta es electrónica

El primer número de Ciberp@ís, el 11 de marzo de 1998, ya dedicaba un artículo a un extraño invento del MIT: la tinta electrónica. Tardó diez años en popularizarse gracias, principalmente al aparato Kindle de Amazon, Antes llegaron otros, como el e-reader de Sony, pero, por lo que sea no cuajaron. Los lectores electrónicos tienen la ventaja de que no cansan a la vista, de que pueden albergan miles de libros y de que no pesa. Al principio eran caros, pero la competencia del recién llegado iPad los ha puetso al borde de los 100 euros. Nunca llegará a ser un aparato de masas, pero sí muy útil para lectores viajeros.

Como ante sucediera con el binomio iPod-iTunes y la música, los lectores electrónicos también van a obligar a que la industria editorial y las librerías cambien su modelo de negocio o se verán -uno más- en el precipio de la desaparición ante el empuje imparable de los negocios online y los aparatos móviles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de septiembre de 2010