Dos tercios de la plantilla no sabe usar el software de justicia

Cinco sindicatos denuncian fallos continuos en el sistema informático

Los cinco sindicatos judiciales de la justicia (CSIF, CC OO, UGT, CIG y USO) rechazaron ayer la actitud del conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, ante los problemas de un servicio público "a punto de colapsarse" y criticaron que no se reúna con ellos para explicarles los recortes mientras se dedica "a organizar la fastuosa visita del Papa". Para las centrales sindicales la situación en los juzgados se ha agravado al coincidir la crisis económica, que ha provocado un aumento del 60% de procesos judiciales en Galicia, la implantación de un nuevo sistema informático "para el que solo están formados como máximo un tercio de los funcionarios" y la falta de nuevos órganos. Además destacan el incumplimiento del plan de infraestructuras 2010-2015, del que "no se ha comenzado ninguna obra".

Las centrales dicen que el personal de la fiscalía no ha crecido en 20 años

El principal problema para los representantes de los trabajadores es la implantación de la nueva Oficina Judicial, que pretende ser "la gran revolución en la administración de justicia, que sigue anclada en el siglo XIX". Uno de los pilares del nuevo sistema es la informatización de todo el proceso, pero su implantación está generación numerosos problemas. Los sindicatos denuncian la falta de formación de los funcionarios, la escasa atención a sus dudas que reciben de los servicios informáticos de la Xunta y el Ministerio de Justicia o los numerosos fallos que presenta, que en ocasiones "obliga a introducir hasta 20 veces los mismos datos de un proceso judicial".

El responsable de justicia de CC OO, Manuel González, critica "la hipocresía de la Xunta" que en un principio "aceptó nuestras exigencias pero luego dijo que este tema no tocaba". Los sindicatos piden al conselleiro que se paralice la implantación de la Oficina Judicial "si no hay recursos materiales".

Otra de las reclamaciones sindicales es la creación de nuevos órganos judiciales, y denuncian que "el número de juzgados y las plantillas están estancados". Como ejemplo destacan que las fiscalías cuentan con el mismo número de funcionarios "desde hace 20 años aunque se creen nuevas fiscalías". Según los sindicatos la Xunta crea "plazas de magistrado, que no suponen coste económico, pero no nuevos juzgados".

Entre los temas pendientes en materia de justicia también están el pago de un complemento salarial a todos los funcionarios, reconocido por el Tribunal Supremo en 2007, mejorar el sistema de guardias para agilizar los juzgados o solucionar los problemas de salud laboral porque "no hay ni planes de evacuación", destacan.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los representantes de los trabajadores criticaron también la negativa de Rueda a cerrar las negociaciones, porque "abre capítulos, pero no cierra ninguno" y acusan al conselleiro de tener "demasiadas ocupaciones" al compaginar el cargo en la Xunta con el de secretario general del PPdeG.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS