La OCDE pide a Portugal más impuestos y recortes sociales

Aumento de impuestos, congelación salarial a los funcionarios y reforma del subsidio de desempleo son las principales medidas del plan de ajuste que propone la OCDE en su informe sobre Portugal, presentado ayer en Lisboa por el secretario general de la organización, el mexicano Ángel Gurría. Asistieron al acto el primer ministro, José Sócrates, y varios miembros de su Gobierno.

Las recomendaciones se producen en un clima de turbulencia económica y política, a dos semanas de la presentación de los Presupuestos de 2011 en el Parlamento. Portugal se ha comprometido a situar su déficit por debajo del 3% en 2013, desde el 9,3% alcanzado en 2009. El país se ha visto afectado por los ataques de los mercados, especialmente los últimos días, junto con Irlanda, por las dudas sobre la capacidad para afrontar el pago de la deuda. "El Gobierno tiene que estar preparado para un aumento de los impuestos", señala el informe, concentrándose en aquellos que menos distorsionan el crecimiento "como el IVA y el impuesto de bienes inmuebles".

Más información

Para lograr los objetivos, Portugal debe congelar hasta 2013 los salarios de los funcionarios y mejorar la competitividad. El plan de ajuste subraya que el Gobierno tiene que ir más lejos en el recorte del gasto fiscal, ya que en muchas ocasiones las deducciones y beneficios fiscales "favorecen sobre todo a los contribuyentes con ingresos más elevados".

La transparencia en las cuentas públicas debe ser una práctica generalizada en todas las esferas de la Administración, no solo en el ámbito central, señala el informe, que menciona específicamente los contratos de asociación público-privados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de septiembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50