Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desaparecen las pruebas clave de la supuesta estafa en la Fundación Puigvert

Nadie sabe cómo ha ocurrido pero es lo que hay. Las pruebas clave de la supuesta estafa comentida por la presidenta de la Fundación Puigvert de Barcelona, Esperança Martí, han desaparecido del expediente judicial. El abogado de la nieta del doctor Antoni Puigvert lo descubrió cuando ojeaba los papeles para presentar su escrito de acusación.

El fiscal acusa a Martí de embolsarse 356.099 euros con facturas injustificadas giradas al Departamento de Salud y solicita para ella cuatro años de cárcel. Es la misma pena que reclama para el director del servicio de radiología de la fundación, Fernando Izquierdo, y para la directora del área de servicios básicos, Helena Isábal.

Precisamente, entre las pruebas que se han evaporado figura el listado de las 237 litotricias facturadas presuntamente de manera ilegal a Salud entre 2003 y 2004 por un precio de 1.502,23 euros cada una y que, según el fiscal, "pasaron a engrosar" el patrimonio de los acusados. También han desaparecido los historiales clínicos de los pacientes afectados, incluidos los que no necesitaban las litotricias, así como documentación referida a Izquierdo y las instrucciones de funcionamiento del aparato con el que se efectuaban esas pruebas sin estar justificadas.

El expediente judicial estaba en el Juzgado de Instrucción 28 de Barcelona, que no sabe explicar lo ocurrido. Ahora se trata de reconstruir el sumario solicitando los originales de esos documentos o bien dar por buenas las fotocopias. En cualquiera de los casos, la desaparición asegura una demora en la celebración del juicio, que antes resultaba inminente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2010