Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos advierten de que tras el 29-S el diálogo social será diferente

UGT y CC OO vigilarán el cumplimiento presupuestario de la concertación

Los secretarios generales de UGT y Comisiones Obreras de Andalucía, Manuel Pastrana y Francisco Carbonero, respectivamente, hicieron ayer balance de la campaña de movilización llevada a cabo en la comunidad ante la jornada de huelga general de mañana. Tras asegurar que el paro será "un éxito", y afirmar que "nunca el Gobierno estuvo tan solo y contó con tan poco apoyo social" en un momento similar a este, ambos sindicalistas reconocieron a modo de advertencia que el 29-S "tendrá trascendencia" en la concertación y que "costará trabajo recuperar el diálogo social".

Ambos dirigentes se quejaron de que la convocatoria de huelga "se ha desarrollado en las circunstancias más adversas que se han dado incluso desde el 14-D de 1988". Y lo explicaron: "Nunca ha habido tantos trabajadores con tan pocas posibilidades de ir a la huelga. Nunca ha habido tantas amenazas de los empresarios. Y nunca había habido una operación tan extensa e intensa de descalificación hacia UGT y Comisiones Obreras como convocantes de la huelga, con la intención de establecer una cortina de humo sobre los motivos de la huelga y para que los trabajadores no conozcan las consecuencias de la reforma laboral, los recortes en los próximos presupuestos o la reforma de las pensiones".

Pastrana y Carbonero aseguraron haber recibido en los últimos días numerosas denuncias de trabajadores que se sienten coaccionados por sus empresarios. Ante ello, afirmaron que aumentarán los piquetes informativos para que ningún trabajado deje de ejercer su derecho a la huelga. "Nunca ha habido una oposición tan visceral y tan tremenda por parte de los empresarios ante una convocatoria de huelga general", dijo Pastrana, que añadió: "Algunos representantes patronales han ido tan lejos que va a costar trabajo recuperar el diálogo social".

Tanto UGT como Comisiones señalaron que durante estas últimas semanas no han querido "sacar a bailar" a la concertación porque la consideran un instrumento útil para salir de la crisis, pero advirtieron que solo están dispuestos a seguir desarrollándola "si la Junta está dispuesta a respetar presupuestariamente en este ejercicio el contenido del VII Acuerdo de Concertación". "Estamos dispuestos a continuar trabajando siempre y cuando la Junta garantice que no va a haber sorpresas, tal y como hizo el presidente Zapatero, y nos encontremos en los presupuestos un giro que reviente la concertación", afirmó Carbonero. Pastrana fue aún más lejos, y tras recordar que el citado acuerdo prohíbe dar ayudas a empresas que no mantengan o creen empleo, dijo: "Tendrá que pasar por encima de UGT quien quiera conceder ayudas a una empresa si no hay compromiso de esta de generar empleo y mantener condiciones y derechos del trabajador".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 2010