Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo estudia la privatización parcial de Televisión de Galicia

La principal asociación de productoras propone asumir parte de TVG

El pasado domingo 19 de septiembre, en una entrevista en este periódico, el presidente de la Xunta declaraba: "Debemos buscar mayor eficiencia para mantener la televisión pública y no ponerla al borde de la quiebra". Desde el pasado 13 de septiembre, Alberto Núñez Feijóo tiene encima de la mesa una propuesta concreta al respecto. Se trata de una reforma de CRTVG que supondría la privatización parcial de la compañía, para pasar a manos de empresas del sector audiovisual. La televisión autonómica se quedaría con la producción de informativos. Todo lo demás, incluida parte de la plantilla, pasaría a manos de las productoras privadas.

En una reunión concertada a petición de la Asociación de Empresas Galegas do Audiovisual (AEGA), celebrada el pasado 2 de agosto, Feijóo se comprometió a estudiar la propuesta. El titular de la Xunta se mostró "receptivo", en palabras de un asistente al encuentro. Tanto es así que solicitó que se plasmara por escrito un avance del proyecto. El 10 de septiembre, AEGA concretó su "plan de acción" en dos folios, que el presidente de la Xunta recibió tres días más tarde. La dirección de la asociación espera conocer la semana próxima los primeros avances.

El sector audiovisual depende mucho de la cadena, según fuentes de la Xunta

AEGA está constituida por nueve empresas del sector, entre ellas las productoras de los periódicos La Voz de Galicia, El Correo Gallego, El Ideal Gallego y El Progreso de Lugo. De acuerdo con el proyecto, que debería plasmarse en la reforma prevista de la Ley de CRTVG, el sector privado de la producción llevaría a cabo un proceso de "alianzas, integraciones y fusiones". Televisión de Galicia, por su parte, abordaría "una reestructuración que aligere los costes de funcionamiento", lo que pasaría por "externalizar la mayoría de la producción y mantener en exclusiva la producción de informativos, la dirección, la gestión y el control", según figura en la carta que el presidente de la asociación, Ramón Domínguez, remitió a Feijóo.

El "proceso de ajuste", como se denomina en ese documento, al que ha tenido acceso este periódico, sería gradual durante un período de dos años, con un gasto estimado de 50 millones de euros. "El coste podría ser amortizado en unos seis años sin incrementar el presupuesto de TVG, quedando el sector en condiciones de poder realizar toda la programación, al margen de la compra de derechos y producción de informativos, que serían gestionados directamente por TVG". La asociación adquiere el compromiso de que "el sector" asuma "una gran parte del personal afectado por el ajuste"

Fuentes de la Xunta aseguran que la propuesta es una reflexión general sobre el sector y que como tal merece ser tomada en cuenta. La condición que pone el Gobierno gallego es el consenso, no tanto político como laboral. Las mismas fuentes advierten de que el sector audiovisual es muy dependiente de TVG y está sobredimensionado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010