Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gobierno de Sevilla denuncia más ataques en la Policía Local

El Ayuntamiento de Sevilla presentó una denuncia el sábado ante el Cuerpo Nacional de Policía por las prácticas "supuestamente delictivas" que se vienen produciendo desde hace varias semanas en el seno de la Policía Local. El último episodio ocurrió el sábado, cuando un agente se encontró con su taquilla reventada, vacía y con un mensaje escrito en la puerta que lo calificaba de esquirol. Entre las pertenencias que le robaron está el uniforme oficial.

El gobierno municipal cree que detrás de estos hechos están un grupo de policías que pretenden "coartar y restringir el libre ejercicio del derecho al trabajo" de los agentes. En el fondo del asunto, entiende el Ayuntamiento, hay un conflicto por los turnos voluntarios de los policías, aquellos a los que se prestan los agentes para cubrir eventos extraordinarios los fines de semana y que se pagan como horas extra. El agente al que le reventaron la taquilla iba a participar en un dispositivo para coordinar la salida de varias procesiones que salieron el sábado.

El ataque se produjo en una zona restringida a la que solo tienen acceso los agentes. Además, de las pintadas en la puerta, los autores dejaron otras pintadas ofensivas en distintas zonas del vestuario.

El Ayuntamiento difundió ayer un comunicado para condenar los hechos, que calificó de "comportamientos de tinte mafioso". El gobierno municipal mostró su solidaridad con la víctima y "con otras tantas que pudieran estar recibiendo presiones para que no se apunten a la bolsa de productividades". El conflicto abierto por el Sindicato Profesional de la Policía Local de Sevilla ha derivado ya en varias denuncias, que están siendo investigadas en los juzgados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de septiembre de 2010