Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emprendedores huérfanos de patronal

Los jóvenes empresarios piden a Pimec y Foment que se fijen lo que más les afecta, como la falta de crédito

La mitad de los jóvenes catalanes, según las encuestas, aspiran a ser funcionarios. Emprender un negocio no se cruza por su cabeza. Pero quienes sí lo hacen viven de espaldas a las estructuras que representan al mundo empresarial. "Hablan de políticas macroeconómicas, del impuesto de sociedades, de la reforma laboral. Son temas que nos afectan indirectamente. O, más que indirectamente, nos preocupan menos. Están pensadas para las grandes empresas", comenta sobre las patronales Dídac Lee, uno de los emprendedores más reconocidos de Cataluña, con una batería de negocios en Internet desde su conglomerado Inspirit, participado por la familia Carulla.

Los futuros empresarios no se sienten concernidos por las turbulentas aguas que se mueven en la mayor de las patronales catalanas, Fomento del Trabajo. Una candidatura alternativa a la oficial, encabezada por Joaquim Boixareu, reta el liderazgo de Juan Rosell en nombre de la necesidad de una renovación en el funcionamiento interno y en el papel externo de la organización. La patronal de las pequeñas y medianas empresas catalanas, Pimec, también está de elecciones, y las bases han pedido a su presidente, Josep González, que continúe en el puesto.

Aunque las patronales cuentan en su seno con organizaciones para empresarios más jóvenes, los emprendedores no se reconocen en su espejo. "Yo apuesto por que estas instituciones tengan comisiones especializadas más que crear una propia patronal de emprendedores", añade Lee, que se muestra "comprensivo" con el hecho de que los empresarios consolidados "estén en otras guerras porque ya han pasado por aquí".

"Por aquí" significa la experiencia de inventar un negocio. "Cuando oigo hablar de CEOE o Cepyme (la patronal española de pymes) es como oír hablar de algo ajeno. No son mis puntos de referencia ni estoy en el mismo barco. Veo mucho corporativismo, como si fueran estructuras de defensa, creo que a muchos nos cuesta identificarnos con ellos. Son modelos que nada tienen que ver con lo que hacemos. Tal vez si montara una nave industrial lo vería distinto. Sí te dan información, pero no siempre actualizada, y no te ayuda a lo fundamental: cómo obtener financiación y hacer crecer el proyecto", opina Jesús Correa. Este doctor en sociología de 37 años, instalado en el parque de innovación Esade Crápolis, es el creador de la web buscorestaurantes.com.

Falta de identificación

Los emprendedores tienden a buscar arropamiento en las cámaras de comercio, en viveros como Barcelona Activa o en iniciativas del Departamento de Trabajo para formar a empresarios. "¿Elecciones en Fomento? ¿Dimisión de Gerardo Díaz Ferrán? ¿Cómo me va a representar un tipo tan aferrado al cargo? ¿Cómo me iban a interesar?", añade Correa aludiendo a los apuros en los negocios privados del actual presidente de la CEOE.

El hecho de que líderes patronales como Rosell y González lleven más de 15 años siendo la cara del empresariado catalán es otro de los comentarios más repetidos entre los emprendedores. "Supongo que lo habrán hecho bien, pero en cualquier ámbito las rotaciones son saludables, casi necesarias", apunta Alfred Pitarch, responsable de Jove Cambra de Catalunya, con 400 miembros, y para quien las patronales "están ahí, en un estadio más arriba, a mi juicio algo olvidadas de los problemas reales del empresario de a pie". Entre ellos, el más repetido es la sequía de crédito. "Los jóvenes son los más perjudicados en esta crisis. Yo pediría a las patronales que generasen más confianza y que hagan más de puente entre empresarios y bancos", subraya.

La transformación de las estructuras de las empresas impone, en su opinión, que estas organizaciones trabajen de otra forma, aunque para ello, añade, haría falta que también cambiaran los sindicatos. "Creemos en el trabajo en equipo. No concebimos la guerra entre patronales y sindicatos. Los trabajadores no pueden estar sin empresarios y los empresarios no son nada sin trabajadores", asegura.

Los emprendedores tienden a crear redes en las que comparten información, e Internet es un poderoso aliado. Son numerosas las agrupaciones de personas que se han lanzado a montar una empresa, y de autónomos que exponen sus experiencias e intercambian orientación. También las mujeres, a través de la Asociación de Mujeres Emprendedoras y el Círculo de Mujeres de Negocios.

Los empresarios consolidados también han montado plataformas para impulsar proyectos. El propio Boixareu fue el primer presidente de Femcat, cuyo presidente actual, Josep Mateu, asegura: "no nació para sustituir a ninguna patronal, sino para ocupar un espacio de iniciativas que las patronales no hacían". En ese espacio, explica Mateu, caben la ayuda al pequeño empresario, la formación para hacer crecer las empresas en dimensión con fusiones y adquisiciones, el apoyo para internacionalizar las empresas o remarcar la función social del empresario, "hacer que se recuperare el orgullo de ser empresario", dice Mateu.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de septiembre de 2010