Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Castigado por homenajear a Jarque

Competición sanciona con una amarilla no enseñada por el árbitro y 2.000 euros a Callejón, del Espanyol, por mostrar "levemente" una camiseta con la cara de su compañero fallecido

Instantes previos a enfrentarse al Almería, José Callejón le echó una ojeada a la taquilla de al lado y vio la camiseta que siempre se pone Chica bajo la zamarra del Espanyol.

-Oye, si te parece bien, hoy me la pongo yo, ¿vale?

-No hay problema, yo no puedo jugar, estoy sancionado.

Así que Callejón se la enfundó y le portó buena suerte; marcó un tanto, a la postre definitivo para resolver el encuentro. Calleti -como le llaman cariñosamente en el vestuario- marcó dos dianas el curso anterior y las celebró con las manos señalando al cielo, en recuerdo a Dani Jarque, capitán blanquiazul fallecido durante el verano anterior, cuando el equipo estaba de pretemporada en Florencia. Para festejar el gol al Almería, Callejón se alzó la elástica y mostró la camiseta de Chica con la cara de Jarque, la misma casaca que exhibió todo el equipo al ganar el pasado Trofeo Carranza.

Iniesta, por lo mismo, vio tarjeta ante Holanda, pero ahora el Comité de la FEF actúa por libre

El organismo retiró una sanción a Ramos cuando hizo lo propio en recuerdo de Puerta

MÁS INFORMACIÓN

Pero para el Comité de Competición, ajeno a estas sensibilidades, no importa el mensaje, sino el punto 91.1 del reglamento: "El futbolista que, con ocasión de haber conseguido un gol o por otra causa derivada de las vicisitudes del juego, se alce la camiseta y haga exhibición de cualquier clase de publicidad, lema, anagramas o dibujos, sean cuales sean sus contenidos o la finalidad de la acción, será sancionado como el autor de una falta grave con una multa de entre 2.000 y 3.000 euros".

El Espanyol ha sido sancionado con 2.000 euros. "Tenemos 10 días para recurrir al Comité", confirman desde el club, confiados en la rectificación arbitral. "Creo que hay que tener sensibilidad y coherencia. Se trata de un compañero que ya no tenemos entre nosotros, un gesto que no hace daño a nadie", reivindicó ayer el propio Callejón, que se enteró del castigo por los diarios, porque el colegiado no le mostró la cartulina amarilla durante el encuentro. "Pero el árbitro, según estipula el reglamento de la RFEF, no tiene la obligación de mostrar la tarjeta en este caso", desvelan desde el Espanyol. Así, el acta redactada por el puntilloso árbitro José Antonio Teixeira Vitienes, recién ascendido, era clara. "El jugador número 8, D. José María Callejón Bueno del RCD Espanyol de Barcelona, en la celebración del gol conseguido para su equipo, se alzó levemente la camiseta mostrando debajo una camiseta con una cara serigrafiada no identificada". Y sanción al canto porque al Comité, bajo la tutela de la Federación Española de Fútbol, le ha dado por actuar por libre, lo que en muchas ocasiones ni siquiera ha hecho en situaciones más graves.

No hace tanto, el 11 de julio de 2010, en la final del Mundial de Sudáfrica, Iniesta celebró el gol que valió el título con un festejo muy similar. Se quitó la elástica y mostró otra blanca en recuerdo a Jarque, su gran amigo de las categorías inferiores de la selección española, por más que ambos compitieran en clubes enfrentados. El colegiado Howard Webb atendió al reglamento FIFA -"se sancionará al equipo de un jugador cuyo equipamiento básico obligatorio tenga mensajes políticos, religiosos o personales. Y se deberá amonestar a un jugador si se quita la camiseta por encima de su cabeza, o se cubre la cabeza con la camiseta"- y le enseñó la cartulina amarilla. La FIFA, además, castigó a la federación con un montante de 1.444 euros, lo establecido por cualquier tarjeta de ese color. En la Liga, sin embargo, hay un precedente que data del 3 de septiembre de 2007, cuando Sergio Ramos, en un Villarreal-Madrid, mostró una camiseta en la que se leía: "Puerta, hermano, D. E. P., no te olvidaremos". Entonces, el Comité de Competición retiró la sanción porque "se trataba de un homenaje sincero por lo que se dan unas circunstancias muy excepcionales". Toma la palabra Chica: "Es lamentable que nos sancionen por eso. Lo hemos pasado muy mal. Y ya no solo por Jarque, sino por cualquiera. Es incomprensible porque con esto no sacamos ningún beneficio".

En el Espanyol, no solo Chica lleva esa camiseta con Jarque serigrafiado bajo la zamarra oficial. También lo hacen Sergio García -que mostró una camiseta similar cuando marcó un gol con el Betis el año anterior y no recibió multa alguna- y Corominas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de septiembre de 2010