El puerto exterior de Pasaia causará un impacto medioambiental "severo"

Las medidas correctoras añadirán otros 95 millones al coste del proyecto

La construcción del puerto exterior de Pasaia producirá un impacto global "severo" sobre el medio ambiente, una vez aplicadas 34 medidas correctoras que encarecerán el coste total proyecto en casi 100 millones de euros. El Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) elaborado por la Autoridad Portuaria, que analiza cinco soluciones y se decanta por una dársena de 100 hectáreas a mar abierto, concluye que esta infraestructura causará daños "irreversibles" en algunos puntos donde la afección será "crítica".

El Consejo de Administración del Puerto aprobó ayer dicho documento, de casi 600 páginas, que ahora se someterá a las alegaciones de los organismos públicos y otras entidades. El presidente del Puerto, Miguel Buen, explicó que contiene un "exhaustivo" estudio de todas las opciones que se han manejado hasta ahora bajo la doble premisa de "regenerar el interior de la bahía" y "dotar a Guipúzcoa de una infraestructura portuaria moderna".

La dársena de 100 hectáreas tendrá un efecto económico de 542,7 millones

El análisis incluye cinco soluciones: dejar el puerto como está ahora, colaborar con los de Bilbao y Bayona, mantener el actual recinto sin los espacios de La Herrera, construir un puerto exterior de 172 hectáreas y una versión reducida que ocuparía 100 hectáreas.

Un análisis global de todas ellas rechaza las tres primeras porque impiden revitalizar la bahía pasaitarra y mantendrían las actuales molestias por ruido, emisión de partículas (polvo de chatarra) y mala calidad de las aguas. También se desecha la dársena de 172 hectáreas por su elevado coste -1.206 millones de euros- y los "impactos negativos" en su ejecución y funcionamiento.

La Autoridad Portuaria se inclina abiertamente por un puerto exterior de 100 hectáreas, dado que constituye "la única manera de conjugar" la regeneración interior y el logro de una instalación "moderna y competitiva". Su ejecución requerirá una inversión de 765 millones -hay que añadirle los más de 600 millones que costarán los túneles de acceso y la plataforma logística de Lezo- y permitirá alcanzar un tráfico de unos 10 millones de toneladas en 2030. Para la dársena actual, sin ninguna inversión, se estiman 7,1 millones de toneladas anuales para esa misma fecha.

El informe detalla que los impactos más relevantes afectarán a la dinámica del litoral, la alteración de la calidad de las aguas, la afección "irreversible" sobre la fauna marina y sobre acantilados y arenales protegidos. La corrección de estos daños obligará a adoptar un total de 34 medidas medioambientales, que supondrán, según reconoció Buen, entre el 10% y el 15% del coste del proyecto.

Entre los argumentos a su favor, el estudio de sostenibilidad asegura que el efecto económico medio anual de esta infraestructura ascendería a un total de 542,7 millones de euros, con una generación de 2.527,49 empleos anuales no acumulables en el periodo entre los años 2010 y 2054.

El colectivo ecologista Jaizkibel Bizirik aseguró que el informe demuestra que el proyecto de la dársena exterior no resulta ambiental ni económicamente viable, porque admite impactos "críticos" en la geomorfología, la vegetación y fauna de los fondos marinos y los ecosistemas naturales.

El tráfico sube un 15%

El tráfico de mercancías en el Puerto de Pasaia aumentó hasta el pasado mes de agosto un 14,9% con respecto al mismo periodo de 2009. Durante ese plazo atracaron 706 barcos (130 más), que movieron en total casi 2,5 millones de carga. El director de la entidad portuaria, Gregorio Irigoyen, informó de que los productos siderúrgicos crecieron un 30,1% y suponen ya el 43,9% del tráfico portuario.

El trasiego de chatarra, que representa el 22,4% del total, también mejoró (un 11,9% más). El tercer producto más importante, los automóviles, registró igualmente un buen comportamiento, con una mejora del 11% (se movieron 154.999 unidades). Y la subida de la pesca (el 18,1%), sitúa a Pasaia como el tercer puerto pesquero más importante de España.

El presidente del puerto, Miguel Buen, informó de que la mesa de contratación adjudicará en breve las obras para eliminar los actuales amarres "ilegales" para crear 300 atraques nuevos en distintos puntos de San Juan, San Pedro y La Herrera, en lo que será "el embrión del nuevo puerto deportivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de septiembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50