Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

László Polgár, intérprete de referencia de Barbazul

El bajo húngaro cantó en los principales teatros europeos

Fue su papel fetiche y en los últimos 20 años él, el bajo húngaro László Polgár, fue el intérprete de referencia del siniestro personaje de Barbazul en la versión operística que del cuento de Charles Perrault compuso en 1911 Béla Bartók. Lo cantó en más de 100 ocasiones, tanto en versiones representadas como de concierto, e incluso ganó en 1999 un Premio Emi por su interpretación de esta ópera por la grabación que protagonizó con la soprano Jessye Norman bajo la dirección de Pierre Boulez al frente de la Orquesta Sinfónica de Chicago. Polgár murió inesperadamente el pasado 19 de septiembre a los 63 años en Zúrich (Suiza), ciudad de cuyo teatro de ópera formaba parte de la compañía desde 1991. Su agenda estaba llena de compromisos para esta temporada lírica que justo acaba de comenzar.

En España debutó en 1986 con la ópera de Bellini 'La Sonnambula'

László Polgár nació el 1 de enero de 1947 en Somogyszentpal, población cercana al lago Balaton, al sureste de Hungría. En 1967 ingresó en la Academia Franz Liszt de Budapest, donde estudió canto con Eva Kutrucz hasta 1972, año en el que ingresó en la compañía de la Ópera Estatal Húngara, donde ya un año antes había hecho su debut en el papel de Sparafucile de la ópera de Verdi Rigoletto. Amplió su formación con los prestigiosos bajos alemán Hans Hotter y ruso Yegveni Nesterenko y desde sus inicios como profesional de canto obtuvo numerosos galardones en concursos internacionales, entre ellos el Luciano Pavarotti de Filadelfia, en 1981, que le permitió debutar ese mismo año en el Covent Garden de Londres cantando el personaje de Rodolfo en La Bohème de Puccini e iniciar una carrera internacional.

Fue invitado a cantar regularmente en los principales teatros y festivales de Europa, entre ellos la Ópera de Viena, la de Múnich o París o los festivales de Salzburgo, Aix-en-Provence y Edimburgo. En 1991, Polgár abandonó la compañía de la Ópera Nacional de Hungría para ingresar en la de la Ópera de Zúrich, donde fue el bajo principal hasta la pasada temporada. Su debut en España llegó en abril de 1986 en la temporada del teatro de La Zarzuela de Madrid interpretando el personaje de Conde Rodolfo de la ópera de Bellini La sonnambula. Su gran creación del personaje de Barbazul pudo ser aplaudida en España en agosto de 2002 en la Quincena Musical de San Sebastián, como en febrero del año siguiente en el Auditorio Nacional de Madrid con la Orquesta Sinfónica de la Radio Húngara bajo la dirección de Tamás Vásáry. En ambos casos la ópera de Bartók fue interpretada en versión de concierto.

Su profunda e imponente voz así como su versatilidad le permitieron abordar los grandes papeles escritos para bajo desde el clasicismo al verismo, pasando por el belcanto y el romanticismo. Entre los personajes en los que destacó figuran, además de Barbazul, Sarastro, de La flauta mágica, y Leporello, de Don Giovanni, ambas óperas de Mozart; Rocco, de Fidelio, de Beethoven; Don Basilio, de El barbero de Sevilla, de Rossini; Felipe II, de Don Carlo, de Verdi; o Gurnemanz, de Parsifal, de Wagner.

Cantó bajo la dirección de algunos de los grandes directores de orquesta como Claudio Abbado, Daniel Baremboim, Pierre Boulez, Riccardo Muti, Simon Rattle, György Solti o Nikolaus Harnoncourt, entre otros. Y, además de su carrera operística, desarrolló su faceta como cantante de concierto y liederista.

Entre sus grabaciones destacan las óperas Don Giovanni, La clemencia de Tito, Fidelio y Aida bajo la dirección de Harnoncourt; y Los estigmatizados, Poliuto y Fierrabras con Claudio Abbado, amén de la versión premiada con un Grammy de El castillo de Barbazul, bajo la batuta de Boulez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de septiembre de 2010