Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Botella señala a los vagabundos para justificar la suciedad de las calles

La concejal de Medio Ambiente de Madrid, Ana Botella, señaló ayer como "una dificultad añadida" para mantener limpias las calles del centro de Madrid la presencia de los más de 200 personas sin hogar que pernoctan al aire libre en el distrito.

Botella se expresó en estos términos al responder a las críticas de la portavoz de Medio Ambiente de Izquierda Unida, Raquel López, por la suciedad y malos olores de varias calles, algunas de ellas turísticas, que documentó con imágenes fotográficas en las que podían verse desde orines en los portales a contenedores saturados. Al citar entre los factores que dificultan la limpieza en el centro, Botella enumeró "el entramado urbanístico, de calles estrechas" y "con una gran intensidad circulatoria", la acción de los grafiteros, la frecuencia de grandes eventos sociales y festivos, la mayor presencia del fenómeno turístico y el impacto de las actividades ligadas al ocio nocturno y "el consumo de alcohol en la calle".

"Otro factor", añadió, "es la alta presencia de personas sin hogar en este distrito, donde se han identificado 60 puntos concretos en la vía pública donde pernoctan más de 200 personas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de septiembre de 2010