El PP mete en campaña la deportación de gitanos en Francia

Alicia Sánchez-Camacho y Xavier García Albiol visitarán hoy el barrio de La Salut de Badalona con una eurodiputada del partido de Nicolas Sarkozy

En enero fue la polémica sobre el derecho a empadronarse de los sin papeles en Vic. El Gobierno la zanjó alertando de que negarlo era ilegal y los partidos, todos, entendieron que no les convenía meterse en ese jardín. En abril fueron los folletos xenófobos que el Partido Popular distribuyó en Badalona. La dirección de Madrid presionó y acabó pidiendo disculpas. Los conflictos derivados de la inmigración llevaban desde entonces fuera de la agenda de la eterna precampaña de las elecciones autonómicas, pero han vuelto, de la mano del Partido Popular, a raíz de la expulsión de gitanos rumanos que ha emprendido Francia. La líder y candidata de los populares, Alicia Sánchez-Camacho, ejercerá hoy de cicerone en el barrio de La Salut de Badalona con la eurodiputada Marie Thérèse Sánchez-Schmid, de la UMP, el partido del presidente francés, Nicolas Sarkozy. Les acompañarán el concejal de Badalona Xavier García Albiol -impulsor del folleto de la discordia y conocido por relacionar delincuencia con inmigración- y el eurodiputado Santiago Fisas.

El PSC advierte a Sánchez-Camacho que "está jugando con fuego"

Más información

No estará el líder de los populares en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, que el martes visitó un asentamiento gitano en el Poblenou y reclamó su desalojo y que se actúe "contra las furgopateras". Hace ya un par de semanas, Fernández Díaz expresó su temor a que la expulsión de gitanos rumanos y búlgaros provoque un "efecto llamada" que acabe con su presencia en Cataluña, concretamente Barcelona.

- El Ayuntamiento de Badalona replica que "no encontrará ninguno en la ciudad"

De hecho, la cúpula del Partido Popular previó la posibilidad de que la comitiva de hoy visitara también Barcelona. Se descartó al entender que "no habría tiempo de hacer un buen recorrido y hablar bien con los vecinos si se visitaran dos barrios", según fuentes del partido. Además, el jefe de filas de los populares en el Ayuntamiento tiene esta mañana una agenda apretada: primero una entrevista y a continuación la comisión municipal de investigación del caso Palau.

A última hora de ayer, el Ayuntamiento de Badalona (PSC y CiU) emitió un comunicado en el que afirma que la eurodiputada francesa "se equivoca de lugar y de interlocutor". El texto alerta de que la web de Sánchez-Schmid informa de que visitará "un campamento de gitanos". "Debe saber que no encontrará ninguno en esta ciudad", advierte el Gobierno municipal, que también cuestiona que el concejal García Albiol sea la persona más indicada para conocer la problemática del colectivo.

En un tono mucho más duro, el portavoz y viceprimer secretario del Partit dels Socialistes, Miquel Iceta, avisó ayer que "el PP está jugando con fuego y debe de tener miedo de los planteamientos xenófobos de alguna otra formación política" por su forma de plantear el debate sobre la inmigración. Iceta, durante una entrevista en la cadena SER, ironizó sobre la eventualidad de que los populares llegaran a expulsar gitanos de origen rumano: "Un partido que no es capaz de expulsar a los 20 chorizos que tiene [en referencia a los imputados por casos de corrupción] no expulsará a nadie", soltó.

La líder y candidata del Partido Popular en Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, describió la visita a Badalona como "un encuentro dentro de la más absoluta normalidad, en el marco de la campaña electoral, con miembros de otros partidos de Europa" y defendió su atención a "las preocupaciones de los catalanes". "Uno de los temas que más preocupan a los catalanes es la inmigración", apuntó, y advirtió de que el PP "hablará muy claro y sin complejos" de la cuestión.

Sánchez-Camacho se mostró partidaria de una política de control fronterizo "para que lo que se está produciendo en Francia no cree un efecto llamada", aunque apuntó que la situación francesa "no tiene nada que ver con la de Cataluña".

Los populares españoles forman parte en el Parlamento europeo del Grupo del Partido Popular Europeo, en el que también figura el partido de Nicolas Sarkozy, Unión por un Movimiento Popular. Esta pertenencia explica que la idea conjunta de los eurodiputados Fisas y Sanchez-Schmid de que esta visite barrios con presencia de gitanos de origen rumano para conocer su realidad "de primera mano".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 17 de septiembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50