Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC prepara dos alternativas a Hereu para las municipales

La cúpula se inclina por un candidato del sector catalanista, sin descartar piezas clave del equipo del alcalde

Dos miradas distintas a un mismo problema: qué hacer para salvar los muebles de la casa socialista en las elecciones municipales de Barcelona de la próxima primavera. Mientras la cúpula del Partit dels Socialistes (PSC) está convencida de que el proyecto del alcalde Jordi Hereu está agotado y se debate entre candidatos del sector catalanista y piezas clave del equipo del alcalde, en la federación socialista de Barcelona se cierran filas en torno a Hereu. La decisión formal probablemente no se tomará hasta el mes de enero. Pero ya se trabaja en la cocina de la sede del PSC -y en el Palau de la Generalitat- y la opción final de quién será el candidato tiene que ver con las elecciones autonómicas: con quién irá y no irá en esas listas, con el equilibrio de las familias del socialismo y hasta con el propio resultado de las urnas en noviembre. "Ya no serán encuestas, ni sondeos, ni tampoco los barómetros municipales, será la realidad", apuntan fuentes de la cúpula del PSC. De momento, todo tipo de indicadores le son hostiles al alcalde. El más negativo, el propio barómetro municipal que le suspendió en julio y aprobó, en cambio, a Xavier Trias (CiU).

El sanedrín socialista trabaja en dos escenarios para enfrentarse a Trias. Uno, apostando por un candidato con un perfil de gestor y conocedor de la ciudad y del funcionamiento del Ayuntamiento. Los nombres que se barajan en esa quiniela son los de los actuales tenientes de alcalde Jordi William Carnes y Assumpta Escarp. Sin embargo, dirigentes del PSC admiten que no son suficientemente conocidos, frente a Trias.

El otro escenario es muy distinto. "Si la cosa está muy mal -con el resultado de las autonómicas de Barcelona en la mano-, el candidato deberá tener más peso político y tiene que representar otro proyecto nuevo", señalaban ayer fuentes de la cúpula socialista. En ese perfil encajan tres nombres: los del actual consejero de Economía, Antoni Castells; la titular del Justicia, Montserrat Tura, y Ferran Mascarell. Este último -que fue concejal de Cultura con el alcalde Joan Clos y efímero consejero de esa cartera con Pasqual Maragall- no despierta simpatías entre destacados dirigentes del PSC. Castells y Tura representan el sector catalanista, una corriente que, sostienen miembros de la cúpula del PSC, podría competir con Trias. Todas esas piezas se están moviendo ya en el puzle electoral.

En la federación de Barcelona, las cosas se ven de otra manera: "El único candidato es el alcalde, Jordi Hereu". Con esa rotundidad se expresaba ayer su primer secretario -y ex edil municipal-, Carles Martí, que no obstante reconocía que falta tiempo -el proceso de designación de candidato y listas no se abrirá hasta enero- y que en política todo es posible. Hasta primarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 9 de septiembre de 2010