Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven muere tras caer su coche a un río y hundirse

Un joven de unos 25 años falleció ayer de madrugada cuando el coche en el que viajaba se salió de un camino en Morata de Tajuña y cayó a un río. El vehículo volcó y quedó sumergido, según informó un portavoz de Emergencias 112. El accidente sucedió sobre las 6.35 de la mañana. A esa hora, el 112 recibió la llamada del conductor, que contó que su coche había caído al río y que la persona que viajaba con él en el asiento del acompañante había quedado atrapada. Cuando llegaron los Bomberos encontraron el coche sumergido y boca abajo, con las ruedas saliendo a la superficie. Lo sacaron del agua con un grúa y después sacaron el cuerpo de la víctima.

La autopsia determinará si el hombre murió ahogado o debido al golpe. El conductor, de la misma edad que el fallecido, sólo tuvo que ser atendido por varias contusiones leves. El hombre caminó desde el lugar del accidente, el camino de la Antigua, hasta Morata de Tajuña, para llamar por teléfono al 112, según explicó el portavoz.

Otro accidente dejó ayer herido de gravedad a un hombre de 41 años que cruzaba la avenida de Andalucía, a la altura del cruce con la calle Verbena de la Paloma. Un coche, marca Opel Meriva negro, que circulaba en sentido salida por el carril izquierdo, arrolló al hombre, que atravesaba la calzada desde la mediana central ajardianda hacia la acera. Ese lugar no está regulado ni por semáforo ni por paso de peatones, informó Emergencias Madrid a Europa Press. El hombre, con fractura de las dos piernas y pelvis y traumatismo torácico grave, fue trasladado en UVI móvil al 12 de Octubre.

Por otro lado, la Policía Municipal puso ayer a disposición judicial a un hombre de nacionalidad venezolana como presunto autor de un delito de omisión del deber de socorro tras atropellar a un joven italiano en la calle Magdalena de Madrid el 16 de agosto pasado. El joven, que estaba de visita en Madrid, sufrió un traumatismo craneoencefálico grave y está ingresado en el Gregorio Marañón desde entonces. La Policía localizó al detenido gracias a los rastros que dejó el coche y a los datos de la matrícula que anotaron los testigos, según informó el Ayuntamiento de Madrid en una nota de prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2010