Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Barómetro de clima social de septiembre

El 76% no quiere que Zapatero y Rajoy vuelvan a ser los candidatos

Los ciudadanos creen que celebrar primarias en Madrid beneficia al PSOE

Se afianza la percepción de que el partido que cambie de candidato para las próximas generales será premiado por los electores. Tres de cada cuadro españoles, el 76% de los encuestados por Metroscopia, aseguran que ni José Luis Rodríguez Zapatero, ni Mariano Rajoy deben ser candidatos en las próximas generales.

Rajoy ya ha sido proclamado candidato y, después de dos derrotas consecutivas, nunca ha dejado la más mínima duda de que será el cabeza de lista del PP. Sin embargo, la encuesta es significativa para Zapatero, porque una de las incógnitas a despejar en los próximos meses es si se volverá a presentar. Si a él le ha servido el criterio de las encuestas para intentar propiciar un cambio de candidato en Madrid, el mensaje que podría extraer es que los españoles prefieren que no repita, valoran mejor a otros miembros de su Gobierno y además exigen a los partidos primarias para elegir a sus líderes. Es decir, que el PSOE debería celebrar primarias para elegir al sucesor de Zapatero. Pese a todo, hay más votantes del PP descontentos con Rajoy que electores del PSOE con Zapatero. Un 83% frente a un 71%, pero el dato lo mitiga la mayor fidelidad de los votantes del PP, dispuestos a ir a las urnas sea quien sea su líder. La falta de liderazgo perjudica siempre más al PSOE que al PP, porque los socialistas compiten con la abstención crítica y con otras opciones.

Las primarias provocan alergia en los partidos y sólo el PSOE las celebra, pero limitándolas al máximo, pese a que los ciudadanos exigen participar en la designación de candidatos. El 65% quiere hacerlo y, curiosamente, son los votantes del PP los que más interés muestran. Respecto al proceso abierto en el PSOE de Madrid, el 49% cree que la decisión de Tomás Gómez de provocar las primarias beneficia al PSOE porque refuerza la autonomía de los afiliados. A la pregunta de quién es mejor candidato, el 34% dice que Trinidad Jiménez y el 23% que Tomás Gómez y la diferencia es mayor entre votantes del PSOE. Pero hay que hacer una salvedad: la encuesta no está hecha entre afiliados de Madrid que son los que votan y la ministra tiene un plus de conocimiento y valoración en toda España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2010