Entrevista:JOAN HERRERA | Secretario general de Iniciativa per Catalunya (ICV-EUiA)

"Un referéndum independentista partiría Cataluña por la mitad"

En su flamante sede del pasaje del Rellotge, Joan Herrera, candidato de Iniciativa per Catalunya a las elecciones al Parlament, explica su propuesta de referéndum federal, apoyada por el ex presidente Pasqual Maragall, mientras advierte de las consecuencias de una hipotética victoria electoral de Artur Mas. Los ecosocialistas aprobarán hoy sus listas.

Pregunta. Iniciativa ha desconcertado con un referéndum con tres opciones ¿Puede explicarlo?

Respuesta. Proponemos una reforma de la Constitución en la que quepa el Estado plurinacional. Pero si es imposible por el bloqueo del PP o la pasividad del PSOE, planteamos el derecho a decidir sin una lógica de blancas y negras. Un referéndum que incluya el Estado de las autonomías, el federal o la independencia. Esto es el federalismo del derecho a decidir, un término que ha sido apropiado por el soberanismo.

"Si de verdad somos diferentes, a CiU no le puede salir gratis el 'caso Palau"
"El PP quiere una Cataluña dividida por el tema lingüístico"
Más información
Joan Herrera se despide del Congreso
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. Nadie en el resto de España quiere el federalismo...

R. Es la mejor fórmula para los catalanes porque es ampliamente compartida, esa es su fuerza.

P. Si en la consulta venciera el Estado federal, ¿qué sentido tiene si España no lo quiere?

R. El aval de la ciudadanía da fuerza ante el Estado y garantiza que somos un solo pueblo. No quiero un referéndum para partir el país por la mitad. Tan difícil es ser independentista como federalista pero nuestra idea tiene una virtud: con ella se puede identificar una amplia mayoría sin romper el país. Hay poca gente federalista en España, pero ¿debemos resignarnos a no cambiar nada o aceptar la independencia? Se trata de optar por la negociación.

P. ¿Cree que sus votantes entenderán este referéndum?

R. Lo que no entenderán es que en el debate nacional nos quedemos con el autonomismo de los hechos y el trágala del Constitucional. La hoja de ruta fuerza las cosas por el acuerdo. ERC plantea un referéndum partiendo el país en dos; el PSOE aguarda el peix al cove de CiU y el PP, que tiene secuestradas las instituciones del Estado, le va bien una sentencia del Estatuto a la baja.

P. El Defensor del Pueblo ha llevado al Constitucional la Ley de Acogida de Inmigrantes por dar un uso preferente al catalán ¿Temen una involución?

R. El fallo da instrumentos para litigar en pro de dos comunidades lingüísticas y polemizar un tema que es capital para el éxito del país. Fue el PSUC quien lideró la inmersión. El PP quiere hacer de Cataluña dos comunidades.

P. ¿Cree que se ha entendido bien en el resto de España la convivencia de los dos idiomas?

R. Ha faltado pedagogía para explicar la Cataluña real. Tenemos un PP ultraconservador que apuesta por un modelo uniforme en los debates identitarios, como en los toros, y un PSOE pasivo.

P. ¿Podría haber influido más el PSC en el PSOE?

R. Su gran problema han sido sus 25 diputados. Le ha ido muy mal tener tan buen resultado en las generales. Zapatero lo interpreta como que no tiene que cumplir con Cataluña porque es un cheque en blanco.

P. Todo apunta a que CiU ganará las elecciones y que el tripartito no se reeditará. ¿Se siente traicionado porque son los únicos socios que lo defienden?

R. En 2006, en los sondeos ganaba CiU y resulta que como nosotros subimos (el PSC y ERC bajaron) hubo gobierno de izquierdas. Nosotros reivindicaremos la obra de Gobierno, lo que se ha hecho bien, como el trabajo de memoria histórica, y haremos autocrítica. El PSC en su precampaña habla de la nueva política del agua y fue idea nuestra.

P. ¿Qué han hecho mal?

R. El Gobierno ha tenido demasiados compartimentos estancos. Lamentamos no haber tenido más fuerza para cambiar cosas como la Ley de Educación y no haber convencido a los socios de no aceptar el chantaje de CiU.

P. Podían haber dejado el Gobierno...

R. Hay que sopesar lo que representa dar ese paso. Con 12 diputados hemos hecho lo que hemos podido: las políticas sociales de hoy no son las mismas que hace años. Hemos marcado tendencia como la subida del IRPF a las rentas altas.

P. ¿Qué fallos asumen en Interior? ¿Fue un regalo envenenado aceptar ese Departamento?

R. Hay cosas buenas que han cambiado la vida de la gente. Las cámaras en las comisarías se evitan falsas denuncias o maltratos. Se ha reducido la siniestralidad en las carreteras. Y no fue un regalo: fue fruto de una negociación.

P. Joan Saura se retira de la primera línea. ¿Qué papel tendrá en la campaña?

R. Activo. Uno de sus grandes méritos ha sido consolidar el espacio de ICV cuando todo el mundo nos daba por amortizados o desaparecidos. Aspiramos a crecer.

P. ¿Qué piensa cuando les culpan de los conflictos del tripartito con las cargas de los Mossos o el incendio de Horta de Sant Joan?

R. Hay quien creía que criticando al socio pequeño se debilitaba al Gobierno. Con la sequía no hubo una buena gestión informativa pero a veces ha habido ensañamiento, como el caso de Horta. A alguien le ha incomodado que ICV llevase áreas centrales. Y lo entiendo: cuando paramos el trasvase del Ródano se dejaron de hacer obras que eran un negocio redondo para algunos.

P. Mas dice que si gana eliminará el impuesto de sucesiones y el límite de velocidad a 80 km/h, su principal herencia ¿le duele?

R. A mí, no. A quien le debe saber mal es al país. Al final debemos decidir si queremos ser como Letonia o tener servicios mínimamente europeos. En Cataluña hay más muertes por la mala calidad del aire que por accidentes. Si Mas no tiene sensibilidad social o ambiental no es un problema para ICV, sino para el país.

P. Pues los sondeos dicen que el tripartito no se reeditará...

R. La gente decidirá. Espero que haya una aritmética que permita una política de izquierdas. No me resigno a una victoria de CiU, no le conviene a mi país.

P. En ICV lamentan que el caso Palau le salga gratis a CiU...

R. Espero que no. ¿No somos tan diferentes los catalanes? ¿Queremos ser como otras comunidades donde hay gobiernos de derechas afectados por la corrupción y no pasa nada? Resulta que detrás del ladronzuelo Millet había bastante más. Hacienda relaciona obras públicas en los gobiernos de CiU con la financiación de CDC. Fueron 1.000 millones de las antiguas pesetas. Mas debe enseñar las cuentas.

Joan Herrera, candidato de ICV al Parlament.
Joan Herrera, candidato de ICV al Parlament.MARCEL.LÍ SÀENZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS