Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puig se suma a Alarte

El secretario del PSPV logra el apoyo como candidato de su rival en el congreso

El portavoz adjunto del Grupo Socialista y alcalde de Morella, Joaquim Puig, escenificará hoy el apoyo al secretario general del PSPV, Jorge Alarte, como candidato a la presidencia de la Generalitat. Quien fue rival de Alarte en la pugna por la secretaría general en el último congreso del PSPV anunciará hoy en compañía de Alarte el inicio de una nueva etapa de colaboración más intensa para trasladar a la ciudadanía la imagen de alternativa política a los gobiernos del PP.

Puig mantuvo ayer un almuerzo con representantes del lermismo de la gran mayoría de comarcas del País Valenciano para comunicarles su decisión de no enfrentarse al secretario general por el puesto de candidato a la presidencia de la Generalitat. "Podemos ganar y dar respuestas a la grave crisis política y económica que sufre la Comunidad Valenciana", indicó Puig durante el almuerzo. Puig abogó porque la convocatoria del proceso de primarias, que tendrá lugar en el Comité Nacional que el PSPV celebrará el próximo sábado en Elche, sirva para reforzar la imagen de unidad.

La dirección socialista confía en tener pocas primarias locales

La decisión del parlamentario y alcalde Morella tuvo un respaldo mayoritario del lermismo, aunque no unánime, ya que una parte de este sector considera que Alarte no cuenta con un proyecto político sólido y tampoco ha sido capaz de consolidar su liderazgo.

La imagen de unidad se escenificará hoy en la sede del PSPV en Valencia ante la imposibilidad, por motivos familiares, de que Puig acuda al Comité Nacional del próximo sábado en Elche.

La adhesión de Puig a la candidatura de Alarte dificulta aún más la presentación de un candidato alternativo, sobre todo después de que el PSOE decidiese en su último congreso endurecer aún más las condiciones para poder recabar el apoyo de la militancia del partido.

Para ser aspirante a candidato se necesita el aval de la ejecutiva correspondiente, el aval del 40% del Comité Nacional o municipal o el 15% de las firmas de los afiliados totales. Un porcentaje que obliga a cualquiera que quiera competir con Jorge Alarte por la candidatura a recoger cerca de 4.000 firmas de militantes en activo del PSPV en un plazo de sólo dos semanas.

Tanto el cabeza de cartel autonómico como los candidatos de los principales ayuntamientos en los que se está en la oposición se proclamarán el próximo 21 de septiembre.

La Ejecutiva del PSPV mostró ayer su estupor por el rumor de que el ex ministro del Interior Antoni Asunción esté sopesando la posibilidad de presentarse contra Alarte, tras casi una década en la que ha estado apartado de la vida del partido. Fuentes próximas al ex ministro reconocieron que Asunción estaba jugando con la idea -aunque él no ha confirmado que vaya a lanzarse a la búsqueda de firmas entre la militancia o los miembros del Comité Nacional-. Una iniciativa para la que habría recibido el aliento de otro aspirante sorpresa, el ex presidente de la Cámara de Comercio de Alicante Antonio Fernández Valenzuela, que quiere pelear por ser cabeza de cartel socialista al Ayuntamiento de Alicante.

La Ejecutiva del PSPV confía en que el número de primarias locales se reduzcan al mínimo posible y espera que las negociaciones en el seno del partido se realicen con el mínimo de ruido, aunque da por hecho que algunas confrontaciones, como la de Alcoi, serán inevitables.

El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, ha dedicado todo el mes de agosto a puntear las distintas agrupaciones socialistas del País Valenciano para reforzar su liderazgo con el menor coste posible. Un objetivo en el que ha tenido que conjugar sus intereses con los del lermismo moderado y enfrentarse a las reticencias del sector afín a Leire Pajín, secretaria de Organización del PSOE.

Fuentes próximas al secretario general del PSPV indicaron que Alarte no planteará abiertamente la cuestión de los candidatos a las principales alcaldías hasta finales de la próxima semana, aunque en principio se trabaja con la hipótesis de que Juan María Calles, Carmen Alborch y Roque Moreno sean quienes concurran contra los alcaldes del PP de Castellón, Valencia y Alicante.

El PP, a través de su secretario general Antonio Clemente y otros cargos públicos, volvió ayer a aventar las críticas hacia los socialistas valencianos y el proceso de primarias. Un proceso que consideran que demuestra la debilidad del liderazgo de Jorge Alarte al frente de los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 2010