Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL PARQUE DE LAS CIENCIAS DE GRANADA | verano

El poder de la naturaleza salvaje

La exposición de taxidermia Animales de museo se amplía con 23 ejemplares

Los animales naturalizados tienen un poder para emocionar del que carece lo virtual y, además, facilitan información científica. La taxidermia es un recurso de gran valor para la educación, la investigación y la conservación. Lo ha sido durante siglos y la incorporación de nuevas tecnologías permite la modernización de esta disciplina, que se acerca al público en Animales de museo, una exposición del Parque de las Ciencias de Granada que incorpora 23 nuevos ejemplares naturalizados (la componen más de un centenar) y amplía su fecha hasta marzo de 2011 ante el éxito de público.

Más de 400.000 personas la han visitado desde que se inauguró hace poco más de un año. Momentos únicos de la naturaleza más salvaje como el ataque de un leopardo a tres impalas o un lobo ibérico defendiendo a su presa se pueden contemplar a pocos centímetros. Visitar la muestra es una aventura por la sabana africana o el continente americano cuyo responsable es el taxidermista-escultor Antonio Pérez, uno de los primeros del mundo especializado en disecar animales al salto en su momento más salvaje.

La muestra, que ha recibido 400.000 visitas, se amplía hasta marzo de 2011

Antonio Pérez, taxidermista y escultor, recrea escenas de saltos

También se puede ver cómo trabaja. Todos los días traslada durante unas horas su taller al Parque de las Ciencias. En él cuenta las incorporaciones a la exposición, pero también el perfeccionamiento de una de las escenas más espectaculares: el salto de ejemplares de cabra montés. Ha integrado ocho nuevos ejemplares ensamblados al grupo a través de la técnica de palanca que permite sostener más de tonelada y media de peso sobre un punto de apoyo. "El maniquí interior está hecho con fibra y, para mantener todo el peso sobre un único punto de apoyo, la clave está en que las que están más cerca del centro pesan más y conforme se alejan va disminuyendo el peso".

Hay escenas tomadas de documentales. "Paro el DVD e imprimo la imagen", relata. Un aligator del Misisipi, una hiena, un canguro o un oso hormiguero están entre los nuevos animales. Como objetivo, concienciar y sensibilizar a la sociedad sobre las especies en peligro. Es el caso de la escena del lobo ibérico defendiendo la presa que acaba de cazar, puesto que cada vez es menos habitual en el bosque ibérico por su situación de vulnerabilidad.

Crear modelos que no sean "simples maniquíes" exige ser escultor, subraya Pérez. "Tienen vida, son reales y en ellos puede observarse la anatomía tal y como es en vivo". Los responsables del Parque de las Ciencias apuestan por la taxidermia como un recurso de gran valor educativo, pero también como una herramienta importante desde el punto de vista científico por el papel que desempeñan en el estudio y catalogación de ejemplares biológicos que han contribuido al desarrollo de la biología y de los museos de divulgación científica.

El arte y la técnica se encuentran en la exposición que acerca la historia, tecnología, evolución y distintas fases de la taxidermia, tan asociada al interés por la historia natural. El montaje de esqueletos, el curtido de piel y la posibilidad de tocar los acabados en distintas pieles forman parte de esta propuesta que tiene una próxima cita en Portugal, tras la petición de la capital lusa. El Parque de las Ciencias acogerá entonces a dinosaurios de una exposición del Museo de Historia Natural de Londres, según ha avanzado el presidente del Consorcio del Parque de las Ciencias, Francisco Álvarez de la Chica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 30 de agosto de 2010