Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU da el visto bueno a la nueva United para que comience a volar

Continental y United Airlines acaban de superar el primer gran escollo legal para culminar la fusión que anunciaron en mayo. El Departamento de Justicia de EE UU dio su aprobado la pasada madrugada a la integración de la que nacerá una de las mayores aerolíneas del mundo. El grupo está valorado en 6.000 millones de dólares (más de 4.700 millones de euros).

Washington considera que sus redes son "complementarias". Pero para recibir el visto bueno tuvieron que transferir permisos de vuelo a la competencia. La gran beneficiada es la regional Southwest Airlines, que recibirá derechos de aterrizaje y despegue en Newark Liberty International, uno de los tres aeropuertos de Nueva York.

La base de la entidad estará en Chicago, y aunque volará bajo el nombre de United tendrá los colores de Continental. Es la mayor fusión en EE UU desde que Delta Air Lines y Northwest Airlines integraran sus negocios en 2008. Unión de la que nacerá la primera aerolínea del mundo por tráfico, con capacidad para transportar a 144 millones de pasajeros al año a 370 destinos.

El nuevo grupo será un coloso con 700 aviones que operará en 10 grandes aeropuertos de conexión (hubs) desde Asia, donde United tiene una gran presencia, hasta Sudamérica, gracias a las rutas que aporta Continental. Junto a Delta y American Airlines, controlarán el 56% del mercado en EE UU. US Airways tendrá un 10%. El resto se lo reparten aerolíneas regionales y de bajo coste.

El próximo paso para la fusión es que los accionistas de las dos firmas aprueben la operación en septiembre y que los reguladores de varios Estados den carpetazo favorablemente a sus exámenes. La nueva United espera tener todo en regla para el 1 de octubre, aunque ambas compañías operarán de forma separada durante un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010