Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recorte presupuestario se ceba con el sistema educativo público

El ajuste supera los 50 millones de euros y deja a 1.200 docentes sin plaza

Los recortes presupuestarios de la Generalitat se ceban en todos los ámbitos de la enseñanza no universitaria. El curso que inicia el 9 de septiembre en los colegios de Primaria y el 15 en los institutos abrirá sus puertas con menos profesores de apoyo en Primaria y de diversificación en Secundaria; habrá recortes de grupos en Formación Profesional y en las Escuelas Oficiales de Idiomas, y menos ayudas a los conservatorios de música. Los tres grandes sindicatos de la enseñanza pública, STEPV, CC OO y UGT estiman que el ajuste, solo en el capítulo de personal, supera los 50 millones de euros y dejará a entre 1.220 y 1.500 docentes sin plaza, en la autonomía con un mayor ritmo de crecimiento de fracaso escolar en la última década, que la sitúa con un 37% a la cola de España, sólo por delante de Baleares, Ceuta y Melilla.

Directores: "Hay una planificación que desconocemos los comunes mortales"

Fevecta: "El recorte del bono infantil es una falta de apuesta por la educación"

"Va a ser un inicio de curso duro, muy duro por el recorte de profesores de apoyo para los niños con más necesidades educativas", sostiene María José Navarro, presidenta de la Federación de padres de la escuela pública FAPA-Valencia. En conjunto habrá 400 profesores de apoyo menos que trabajaban con niños y jóvenes con problemas de aprendizaje. Los institutos públicos pasarán de tener 304 en 2009 a sólo 79 especialistas este curso.

A esto se añade "el abuso de las aulas joroba" para atender la demanda de plazas escolares en infantil y primaria. Esto es, "aulas provisionales" habilitadas en aulas multimedia, bibliotecas, comedores, espacios comunes e incluso pasillos y patios. Sólo en Valencia, se han autorizado 600 plazas escolares en este tipo de aulas. Valencia es, con diferencia, la ciudad donde la presión inmobiliaria se ha comido la reserva de suelo escolar, tanto en el centro urbano como en los 12 nuevos barrios en expansión.

"En definitiva, más de lo mismo. Necesitamos una planificación educativa buena, y muchos centros siguen en barracones crónicos", insiste la presidenta de FAPA-Valencia, que recuerda el "varapalo del síndic José Cholbi" que, pese a ser un reconocido militante del PP, ha recriminado a la Consejería de Educación, que dirige su compañero de filas Alejandro Font de Mora.

En un severo informe, el Síndic de Greuges le recuerda que "la Administración debería recurrir a las aulas prefabricadas tan sólo con carácter residual y, en todo caso, provisional", debido a su "manifiesta incapacidad" para ofrecer a los alumnos "el derecho a una educación de calidad".

"Los recortes operados en los diferentes programas de educación compensatoria cofinanciados por el Estado -PROA, PASE, PAR y PAE-, sobre todo en Primaria, y en los planes de diversificación curricular -claves para recuperar objetores, sobre todo en Secundaria- no ayudan en nada a sacar a la Comunidad Valenciana del fracaso escolar tan alto", subraya Luis García Trapiello, de CC OO. "Una planificación basada en el aumento de ratio (de hasta 30 y 33 alumnos por aula) y el freno a los desdobles de estos grupos (sobre todo en algunas especialidades de FP que hasta septiembre no sabrán cómo quedan), lo único que propician es horarios provisionales, una sobrecarga laboral en los equipos directivos, una desmotivación de los trabajadores y jóvenes que vuelven a la formación y una tensión innecesaria en los centros".

"La situación es de un estrés total, porque los horarios en Secundaria son muy complicados de hacer, más en centros donde hay todas las enseñanzas obligatorias desde ESO, Bachillerato a FP, y estamos pendientes de los grupos que autorice la consejería en septiembre", confirma Vicent Baguetto, portavoz de la Asociación de Directores de Secundaria. Baguetto añade que "a esta tensión se úne la inseguridad de no poder asumir en tiempo y forma los plazos establecidos. Hay una planificación educativa, los misterios de la cual desconocemos los comunes mortales".

Marc Candela, del STEPV, sostiene que "la situación es muy compleja porque los centros se encontrarán con 1.500 profesores menos". Además de la "reducción de unidades de Secundaria, la masificación en FP, la distorsión de horarios, el cierre de grupos de Escuelas Oficiales de Idiomas, sobre todo de valenciano e inglés, el recorte de las ayudas a infantil y a los conservatorios".

Éste es el mapa que dibujan todos los actores de la red educativa pública. "En un contexto preelectoral, como el anunciado por el Consell, y acostumbrados a este consejero, que usa el sistema educativo como elemento de uso partidista contra el Gobierno de Zapatero, el inicio de curso no es alentador", teme Candela.

Font de Mora es conocido en Madrid por su enfrentamiento crónico con el ministerio, sobre todo, con "el tema estrella de Educación para la Ciudadanía", coincide Javier González Zurita, de Fete-UGT. Este encono ha hecho perder millones de euros que la Comunidad Valenciana tenía asignados para programas de combate al fracaso escolar; otros 11,2 millones del plan estatal de informatización de las aulas Escuela 2.0; o los 14 millones para hacer guarderías públicas que aún bailan del segundo plan. "Éste será el curso más difícil para la educación pública", sostiene González Zurita.

Las cooperativas de enseñanza infantil coinciden en el diagnóstico. El recorte del precio del bono infantil, acumulado por segundo curso, revela "una falta de apuesta por la enseñanza sostenida con fondos públicos. "La educación valenciana padece un deterioro por la falta de apuesta política", certifica la patronal Fevecta.

Los números rojos del próximo curso 2010-2011

- Educación compensatoria. Los colegios tendrán 175 profesores de apoyo y refuerzo para combatir el fracaso escolar menos y los institutos perderán otros 225 docentes.

- Reducción de especialistas. Un total de 740 maestros menos especialistas en Educación Física, Infantil, Música y Francés. Hay conservatorios, como el Superior, donde toda la plantilla es interina.

- Reducción de técnicos de Formación Profesional. El recorte estimado de grupos, que se resolverá en septiembre, oscila entre los 90, que afectaría a 200 profesores, o los 310 previstos por la Administración, que dejaría a 620 técnicos y profesores de FP sin plaza.

- Escuelas Oficiales de Idiomas. Las previsiones presentadas a los sindicatos por la Consejería de Educación suponen un recorte del 12% de grupos en estas escuelas, fundamentalmente de inglés y valenciano.

- Recorte consecutivo del precio del bono infantil. El curso pasado la consejería aplicó un recrote del 25% al precio del bono nominal por alumno. Este curso aplica otro de entre 20 y 12 euros menos, según la edad del menor de tres años escolarizado en las guarderías autorizadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010

Más información