Reportaje:

Un duro para un equipo de seda

El Barça cierra el capítulo de fichajes con la incorporación del volante Mascherano, sustituto de Touré, por unos 22 millones

Javier Mascherano (San Lorenzo, 1984), el capitán de la selección argentina, conocido como El Jefecillo, tiene previsto llegar hoy a Barcelona para ser presentado el próximo lunes como jugador del Barça para las próximas cuatro temporadas. El fichaje se cerró en la madrugada de ayer en Liverpool por 22 millones de euros más variables -1,5 millones por año en caso de que el equipo se clasifique para la Liga de Campeones- después de una negociación en la que el club azulgrana estuvo representado por el vicepresidente deportivo, Josep Maria Bartomeu.

La actitud de Mascherano ha sido capital para cerrar la operación. El jugador, que percibirá unos cinco millones de euros al año, se ha negado a jugar los dos últimos partidos con el Liverpool -contra el Manchester City y el Trabzonspor- y ha financiado parte del traspaso de su propio bolsillo -más de dos millones-. El volante ha forzado su salida del Liverpool, con el que tenía contrato hasta 2012, hasta el punto de que el entrenador, Roy Hodgson, le acusó de egoísta: "No es fácil defenderle porque a los profesionales se les paga para jugar".

Buen amigo de Messi y Milito, el capitán de Argentina competirá con Busquets

Más información

El Liverpool, que había tasado al centrocampista en 30 millones de euros, dos más de los que pagó al West Ham hace tres temporadas y media, prefería negociar con el Inter, entrenado por Rafa Benítez, el técnico que le llevó a Anfield, porque estaba dispuesto a ofrecer 25 millones mientras que, de partida, el Barça puso 15. Las dos partes han cedido, al igual que el futbolista, dispuesto a jugar en el Camp Nou y a dejar un equipo con el que solo ha ganado la Copa de la Liga inglesa (Community Shield).

La incorporación satisface igualmente las necesidades de Pep Guardiola. Al técnico azulgrana le interesaba tener dobladas las distintas posiciones y le faltaba un mediocentro que compita con Busquets tras la salida de Touré Yayá, por el que el Manchester City abonó unos 30 millones de euros.

Las características de Mascherano, de 26 años, son, en cualquier caso, diferentes a las de Busquets y a la de la mayoría de los jugadores del equipo. Formado en el River Plate y jugador posteriormente del Corintians antes de recalar en la Premier League, es un medio duro y de juego agresivo, defensivo y táctico, barre bien la zona, es excelente en el quite y menos diligente en la elaboración y el desplazamiento del balón, mejor física que técnicamente, menos ofensivo que Touré.

Mascherano, buen amigo de Messi y Milito, asume inicialmente, a diferencia de Touré, no tener la titularidad asegurada. Aunque puede ser compatible con Busquets, inicialmente deberían alternarse como volantes centrales.

Una vez incorporado Mascherano, el Barça da la plantilla por cerrada a pesar de que el número de bajas (Touré, Chigrinski, Márquez y Henry) supera al de altas (Villa, que costó 40 millones; Adriano, 9,5, y Mascherano). El club aspira a cerrar ahora las cesiones o los traspasos de Hleb y Martín Cáceres -por quien se interesa el Sevilla-, dos de las incorporaciones que no han funcionado en los últimos años juntamente con las de Henrique, Keirrison, Chigrinski e Ibrahimovic.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 28 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50