Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LA JEFA DE TODO ESTO | María del Valle Hernández, gestora cultural

De Miami a Alcorcón

La directora del CREAA buscará mecenazgo para el nuevo centro artístico

Ha cambiado Miami por Alcorcón. María del Valle Hernández, madrileña del barrio de Prosperidad, llevaba 10 años al frente del Centro Cultural de España en Miami (Florida, EE UU), pero el mes pasado volvió a Madrid para quedarse. La razón: ha sido elegida en convocatoria abierta para dirigir un nuevo macrocentro cultural y de producción artística en el extrarradio madrileño, el Centro de Creación de las Artes de Alcorcón (CREAA). Se trata de un contenedor artístico cuya inauguración está prevista el año que viene.

"Un proyecto de periferia", define ella. Esta característica impulsó a Hernández a presentar su candidatura para dirigir el centro. Más razones: "Asistir al nacimiento, tener la capacidad de conformarlo desde el inicio". Y otro aliciente: "Se trata de una iniciativa con vocación de servicio público y focalizada en las artes escénicas". Hernández será la responsable de gestionar un recinto de 66.000 metros cuadrados repartidos en nueve edificios. Entre ellos, un auditorio con 1.500 butacas, una sala configurable con 460, un escenario de circo con forma cilíndrica y 600 localidades, dos salas de exposiciones y un área de congresos con 1.292 metros cuadrados. Mientras en el parque de Los Castillos el inmenso complejo va tomando forma entre grúas y polvo, Hernández prepara el proyecto tanto artístico como de gestión -incluida una propuesta de presupuesto- que presentará en diciembre y deberá marcar el camino de los primeros cinco años del centro de artes escénicas.

La responsable del contenedor cultural dirigirá un espacio de 66.000 metros

La escuela de circo será la seña del recinto, cuyas obras acabarán en 2011

"Es un momento muy delicado. La realidad ha cambiado mucho desde que en 2007 comenzaron las obras", admite la gestora. La inversión para levantar el CREAA, con fondos exclusivamente municipales, ha sido de 116 millones de euros, según el Ayuntamiento. El año que viene será difícil para los municipios, que tendrán prohibido seguir endeudándose, pero Hernández es optimista: "Tendrá que haber un respaldo del Ayuntamiento para arrancar. Aun así, explotaremos el potencial de un espacio como este. Tenemos que conseguir abrir la financiación a muchas otras fuentes. Si no, nos hundiremos".

Hernández arremete contra la normativa de mecenazgo, que considera "escasa", y coloca su punto de mira en las alianzas con el sector privado. "En Estados Unidos las empresas suplen las carencias de la Administración. Aquí está cambiando, pero todavía queda bastante recorrido". Su primer objetivo es conseguir formar un patronato "estable y plural" que garantice la supervivencia y viabilidad de la institución. La oferta cultural del CREAA, formativa y de exhibición de espectáculos, dependerá de los recursos que genere el propio centro y servirá a su vez de escaparate para atraer financiación. "Tenemos tres espacios escénicos que hay que aprovechar. Habrá un equilibrio entre espectáculos más comerciales y otros de más riesgo. Además, la exhibición de los montajes llevará aparejada otra serie de actividades complementarias, como un cinefórum, talleres...". También elogia las bondades de la estructura del centro. "Está pensado como unidades que pueden funcionar de manera independiente. Puede haber muchas actividades funcionando a la vez, un congreso, una función de circo, un concierto en el auditorio o una obra de teatro en la sala configurable". En tiempos de crisis, Hernández propone una industria cultural "sostenible, productiva y eficiente".

Otro de los pilares del CREAA será su vocación docente. Alojará el Centro de Tecnología del Espectáculo, donde desde hace más de 20 años se forman profesionales de vestuario, iluminación, sonido, maquinaria o producción. Pero la seña distintiva será "una escuela de circo de alto nombre". Con un recinto estable acondicionado a los criterios del nuevo circo, mezcla distintas disciplinas escénicas.

"Queremos crear centros de formación y desarrollo de referencia en todos los ámbitos escénicos y que las escuelas locales sean las primeras en aprovechar nuestra programación educativa". Y es que Alcorcón (175.000 habitantes) ya tiene una escuela municipal de teatro, otra de cine, dos de danza, un conservatorio y, también, una escuela municipal de circo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de agosto de 2010