Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tensión entre Madrid y Rabat

El PP critica el "uso" del Rey como "ministro de Asuntos Exteriores"

"La voluntad real de apaciguamiento escasamente puesta en práctica sobre el terreno". Yabladi, una de las más importantes webs marroquíes, resumía así la perplejidad de la prensa independiente de Marruecos, compartida al otro lado del Estrecho por las autoridades españolas.

Horas después de que los reyes de España y de Marruecos expresaran, en una conversación telefónica, su empeño en evitar que "los pequeños problemas" dañen la relación bilateral, empezó el boicoteo comercial parcial de Melilla por asociaciones de la sociedad civil que actuaron en la frontera con beneplácito policial.

Para argumentar que la gestión real había desactivado la crisis incipiente, los diplomáticos españoles que siguen de cerca las relaciones con Marruecos recalcaban que las noticias críticas habían desaparecido de la portada de la agencia de prensa oficial. Solo figuraba la fructífera charla de los jefes de Estado.

¿Cuánto tardará en aplicarse in situ la decisión real? Nadie lo sabe, pero los más optimistas confiaban en que muy pocos días, una vez que haya quedado claro que la sociedad civil posee en Marruecos cierta autonomía.

- Manuel Chaves. "El Gobierno sabe lo que tiene que hacer con Marruecos", dijo el vicepresidente, que abogó porque los incidentes "no pongan en riesgo las magníficas relaciones". Pidió al presidente de Melilla que evite "usar políticamente" el asunto, después de que este echara "en falta una acción más contundente del Gobierno".

- José Blanco. El ministro de Fomento apostó por "diálogo y cooperación, como siempre", haciendo un "esfuerzo" para superar el "malentendido". "El Rey siempre hace lo mejor para el interés general de España", añadió.

- Esteban González Pons. El portavoz del PP lamentó ayer el "uso" que el Gobierno hizo en su opinión del Rey como "ministro de Exteriores". Horas antes, Cristóbal Montoro, coordinador del área económica, afirmó: "Apoyo claramente la acción del Rey".

- Gaspar Llamazares. El diputado de IU ve "exagerada y precipitada" la mediación del Rey ante "la magnitud" del "malentendido". Acusó además al Gobierno de tener "una doble vara de medir" por no haber actuado "al máximo nivel" en el caso de la activista saharaui Aminetu Haidar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de agosto de 2010