Detenido un menor por acosar a una conocida en Internet

La chica le mandó fotos con poca ropa que él usó para chantajearla

"Hay dos errores: el primero, agregar a alguien que no conoces a una red social. El segundo, mandar algo comprometedor". Así explicaba ayer un portavoz de la Guardia Civil las causas de la detención de un menor de 17 años en la localidad de Rivas-Vaciamadrid (68.000 habitantes), acusado de corrupción de menores y revelación de secretos por haber acosado a una compañera de instituto de la misma edad.

La historia comenzó cuando el chico creó, supuestamente, un perfil con nombre falso y sin fotografía en la red social Tuenti. Allí localizó a la joven, con la que compartía clase en algunas asignaturas del instituto. Ella le aceptó como amigo -también en el servicio de mensajería instantánea Messenger- porque tenían contactos en común. Así podían hablar en tiempo real y mandarse mensajes.

Las exigencias fueron cada vez mayores: imágenes sin ropa y vídeos
El joven amenazó con enseñar las grabaciones a sus familiares

Cuando él se ganó su confianza, "tras muchas horas de charla, desde finales de verano del año pasado", afirma un portavoz de la Guardia Civil, empezó a exigirle más. "Primero fue una foto ligerita de ropa, que ella le envió de forma voluntaria. Pero al hacerlo, se convirtió en un elemento de presión: si no quería que sus padres y amigos la viesen, tendría que mandar más fotos", explican desde el instituto armado.

El bucle continuó y las exigencias del chico fueron cada vez mayores: fotos sin ropa y vídeos a través de la webcam, de los que obtuvo fotogramas para seguir con la presión. Por ello, se le imputa un delito de descubrimiento y revelación de secretos, ya que los vídeos que manipuló se consideran privados. Cuando él le exigió tener relaciones sexuales, ella se lo contó a sus padres, y lo denunciaron en mayo ante la Guardia Civil.

Para la abogada especialista en nuevas tecnologías, Paloma Llaneza, los menores que hacen este tipo de delitos no se dan cuenta de que están yendo mucho más allá de una gamberrada. Sin embargo, "el Código Penal, todavía no está preparado para este tipo de delitos".

Tras meses de investigación, el joven fue detenido el pasado jueves y ha pasado a disposición de la Fiscalía de Menores.

En la web www.policia.es, la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) da consejos sobre cómo actuar ante estas situaciones. Incluyen medidas para padres e hijos. A los mayores les recomienda "hablarles a los hijos de los peligros del chat" o consultar "páginas especializadas en seguridad", mientras que a los chicos les aconseja no dar datos personales ni enviar fotos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 11 de agosto de 2010.

Lo más visto en...

Top 50