Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA RECETA

Maneras distintas de comer espárragos

- El espárrago blanco, pelado y crudo.

Hacemos láminas muy finas, sin que al hacer las láminas, pierdan la forma del espárrago. Una vez conseguido, ponemos el espárrago blanco a punto de sal suave, lo pintamos de aceite y lo grillamos a la plancha.

- Espárrago triguero encurtido.

Sabemos que en crudo es como las verduras conservan todas sus propiedades naturales y saludables. Pues bien, para un espárrago triguero de cultivo, haremos un caldo de encurtido a base de agua, sal, vinagre de arroz, hierbas aromáticas -tipo tomillo, orégano y romero-, y la piel de un limón, y dejamos reposar una noche en la nevera. Al día siguiente un aperitivo fresco y saludable, para comer con las manos.

- Ajoblanco de espárragos.

Sustituimos en la receta tradicional de ajoblanco, las almendras por los troncos, y el agua de los espárragos blancos, cocidos y en conserva, para hacer el ajoblanco de espárrago y guardamos las yemas de los espárragos para la guarnición de la sopa fría.

- Gazpacho de espárragos verdes trigueros y tomates verdes.

No solo se trata de sustituir el tomate por el espárrago, sino que debemos unirlos cromáticamente. A los epárragoss verdes los escaldamos durante 2 minutos en agua hirviendo, y los conservamos fríos. A partir de ahí hacemos un gazpacho con tomates poco maduros, a partes iguales que espárragos escaldados y les damos un punto fresco con hojas de albahaca...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 2010