Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes socialistas, divididos en el apoyo a Gómez

El presidente del PSOE reconoce que las encuestas favorecen a Trinidad JiménezCasi todos los regidores socialistas creen que las primarias dañarían al partido

La ferrea unión que durante meses han escenificado los alcaldes socialistas de los principales municipios de Madrid se resquebraja. Unos, con el regidor de Collado Villalba, José Pablo González, a la cabeza consideran que Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), debe dar un paso atrás y dejar vía libre a otro aspirante con más opciones de derrotar a Esperanza Aguirre. Otros, encabezados por Enrique Cascallana, alcalde de Alcorcón, consideran que Gómez debe ser el cabeza de lista en las próximas elecciones autonómicas. "Para eso es el secretario general", desliza. El pulso entre las filas socialistas se tensa día a día. La estrategia de la ejecutiva federal pasa por colocar a Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad, como aspirante a la presidencia de la Comunidad de Madrid. La idea es lograr un amplio acuerdo para evitar primarias. Pero Gómez está dispuesto a plantar batalla.

El primer edil de Leganés cree que las primarias no favorecen al partido

Muchos piensan que el líder socialista ya ha perdido su oportunidad

Las fuerzas están repartidas. Pero la llamada a rebato de Ferraz es convincente. Los telefonazos se multiplican. Cada vez son más los alcaldes que confiesan en privado que habrá que atender lo que diga la dirección federal. Fuentes socialistas consultadas colocan a los alcaldes de Collado Villalba, Leganés (Rafael Gómez Montoya), Fuenlabrada (Manuel Robles) y Coslada (Ángel Viveros)entre estos. Pero hasta que la ejecutiva federal no se pronuncie de forma oficial para designar al candidato, los altos cargos del PSM practican el complejo juego de la política. Pocos están dispuestos a tomar partido públicamente. El alcalde de Getafe, Pedro Castro, afirmó en una entrevista a este diario que "Tomás Gómez dará un paso atrás si alguien presenta datos que digan que hay otra persona que tiene más posibilidades de ganar". Ayer, el presidente del partido, Manuel Chaves, reconoció en la cadena SER que las encuestas otorgan mejor valoración a Jiménez que al actual líder socialista madrileño. "Eso es cierto. Pero lo mejor es esperar a septiembre, cuando se pongan en marcha los mecanismos del partido".Precisamente el pasado día 15 de julio el presidente del PSOE, Manuel Chaves, se reunió con Tomás Gómez para conversar sobre las difíciles expectativas electorales y la posibilidad de presentar a otro candidato. Esa misma noche el dirigente socialista madrileño tenía prevista una cena con todos los alcaldes socialistas de Madrid. La cita, en Parla, estaba organizada desde hacía días. Llegó tarde al encuentro y apenas permaneció un cuarto de hora. Gómez no reveló ningún detalle sobre su reunión con el presidente del PSOE. Por eso, una semana más tarde, cuando los regidores socialistas se enteraron de su encuentro con el vicepresidente del Gobierno y del contenido del encuentro se quedaron sorprendidos.

El entorno de Gómez emplaza a quien se quiera presentar como candidato a enfrentarse a él en unas elecciones primarias. Están dispuestos a medir sus fuerzas, convencidos de que cuentan con suficiente apoyo para librar con éxito una batalla por la candidatura.

Los alcaldes socialistas alineados con Ferraz rechazan las elecciones internas. "Sería un desastre para el partido. Hay que llegar a un acuerdo entre la dirección ejecutiva federal y Tomás Gómez", dice un regidor del sur. La mayoría apuesta por un acuerdo para designar al aspirante. "Unas elecciones internas dejarían el partido en una difícil situación a tan poco tiempo de las elecciones", dice Rafael Gómez Montoya, alcalde de Leganés. Su homólogo de Fuenlabrada, Manuel Robles, apunta en la misma dirección: "No serían convenientes unas primarias. Lo mejor es llegar a un acuerdo entre los órganos federales y regionales", insiste. Todos son prudentes. Muchos evitan posicionarse en público, pero en privado reconocen que Gómez ha perdido su oportunidad en caso de que así lo haya decidido Zapatero.

Por su parte, los defensores de Gómez argumentan que hasta el momento es el único que ha expresado públicamente su deseo de ser cabeza de lista. "Soy Tomás Gómez y quiero ser candidato a la Comunidad, y no hay nadie más que haya dicho eso", aseguró el secretario general del PSM hace una semana. "Trinidad Jiménez todavía no se ha pronunciado. ¿No será que no quiere ser candidata?", afirma un alcalde próximo a Gómez. Su entorno rechaza las injerencias de la dirección ejecutiva federal y consideran que Gómez, que fue elegido secretario general con el 90% de apoyo de los militantes, se ha ganado la oportunidad de ser el aspirante. "Los sondeos muestran situaciones puntuales. Por unas encuestas no se puede elegir a unos sobre otros", dice Cascallana. "Hay una opción real de desbancar a Esperanza Aguirre y Gómez puede lograrlo", considera. La misma opinión comparten los regidores de Aranjuez (Jesús Dionisio), Pinto (Juan José Martín) y Parla (José María Fraile).

Sin embargo, hay otras voces que disienten. Uno de los alcaldes socialistas recuerda que los regidores y altos cargos que apoyan a Gómez y censuran la intromisión de Ferraz son los mismos que en el congreso regional donde fue elegido Gómez sostenían que había que respaldarlo porque lo decía Rodríguez Zapatero, quien impulsa ahora la candidatura de Jiménez. Otro regidor comenta en privado que Gómez no cuenta con tanto respaldo como presume: "Fue elegido porque así lo decidió Zapatero, pero si pierde ese apoyo, pierde el apoyo del grueso de la militancia". Sin embargo, otras fuentes recuerdan que en el último comité regional Gómez puso en marcha la comisión electoral. Eso le permite nombrar a los candidatos de los municipios de menos de 50.000 habitantes y así garantizarse ese aval.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 2010