Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

José María Lafuente, jurista y político

El abogado, catedrático de Derecho y ex político José María Lafuente López falleció a los 89 años el pasado día 31 de julio en Palma de Mallorca, donde trabajó hasta hace pocos días al frente del bufete que fundó hace sesenta años.

Nació y se formó en 1921 en Barcelona, fue inspector de Finanzas, profesor de la Escuela Mercantil en Palma, pionero catedrático de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) y decano de la Facultad de Derecho. Con su agudeza y brillantez en las aulas y en el foro marcó un estilo entre cientos de juristas y gestores empresariales.

Fue consejero de la compañía hotelera Sol Melià y persona de confianza del fundador de la multinacional turística Gabriel Escarrer. Tenía en su memoria una parte del éxito del negocio del ocio de Baleares porque intervino en la creación de miles de compañías y también diseccionó quiebras y fiascos. Fue gerente del diario Correo de Mallorca, y en los años sesenta y setenta fue abogado del jefe de una de las cuatro grandes compañías de contrabando de tabaco de Mallorca y aquello le ayudó a desentrañar las claves y mallas secretas de la economía sumergida que "la sociedad veía con buenos ojos".

Jurista e inversor de éxito, coleccionista de arte, Lafuente López, perico desde su etapa de jugador infantil del Español, fue directivo del Real Mallorca desde las épocas heroicas de ascensos y fiascos con Jaime Rosselló. Con sus amigos, el comerciante y hotelero Jordi Rosselló Roxa y el rentista Guillermo Marcel don Tú, batalló contra el juego sucio fuera de los estadios. "Soy un hombre de don Manuel, de Fraga", proclamó al aceptar ser candidato a Cortes por la ex Alianza Popular en 1979. Posteriormente se vinculó a la incipiente Unió Mallorquina (UM) y entró en el primer Parlamento balear, donde fue elegido senador autonómico en 1986. Pronto retornó a las filas de la derecha y con el PP fue eurodiputado en Bruselas.

Colaboró con el ex presidente Gabriel Cañellas en la Fundación Illes Balears. También fue un liberal militante: uno de sus tres hijos, José María, le sigue en la vocación jurídica, deportiva y política, pero optó por el socialismo y el arte de vanguardia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de agosto de 2010