Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Grondona me mintió, Bilardo me traicionó"

Maradona afirma que estaba dispuesto a seguir y ataca a los dirigentes del fútbol argentino

Diego Maradona no recurrió ayer a su costado insolente para explicar por qué dejó de ser el seleccionador de Argentina. Pero con tranquilidad volvió a recurrir a otra de sus armas discursivas: el reproche. En este caso, los destinatarios fueron el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, que permanece en su cargo desde hace 31 años, y el mánager de la selección, Carlos Bilardo. "Grondona me mintió, Bilardo me traicionó", soltó Maradona, que leyó un discurso en un hotel a las afueras de Buenos Aires, sin admitir preguntas. Se excusó en que aún estaba de "luto" por la derrota en los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, el pasado 3 de julio.

Maradona explicó que el poderoso Grondona, también vicepresidente primero de la FIFA, le faltó a la verdad porque tras la goleada de Alemania, en el vestuario, le había pedido frente a los jugadores que siguiera en el cargo. En cambio, el pasado lunes le aclaró que para continuar hasta Brasil 2014 debía sustituir a siete integrantes de su cuerpo técnico, según relató Maradona. Y el ex astro del fútbol mundial respondió que no traicionaría a su equipo. El Diez también disparó contra Bilardo. Recordó que en aquel vestuario derrotado, el mánager ya "trabajaba en las sombras" para desplazarlo. Maradona leyó su discurso pausado, histriónico, tranquilo, pero con la intención de mostrar pesadumbre. Con anterioridad, había enviado un mensaje por Twitter recomendándole a Grondona y a Bilardo que lo escucharan "sentados".La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, salió en defensa del ex seleccionador al poco de concluir la conferencia de prensa. "Aguante, Maradona", afirmó la mandataria en un acto oficial. "Me gustaría que hubiera un acercamiento entre las partes y pudieran recomponerse las cosas", dijo la presidenta. "Me dio mucha lástima Diego y me parece que hizo un papel muy digno. No puede ser que cuando llegues seas Gardel y por una que te sale mal, pases a ser lo contrario".

Sergio Batista, entrenador de las selecciones juveniles, se hará cargo del equipo de momento. En septiembre, España se enfrentará a Argentina en Buenos Aires. Tal vez para entonces haya sucesor definitivo para El Diez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010