Hacienda recaudó un 40% menos por la caída de beneficios en empresas

Un estudio de Caixa Galicia señala que la industria tocó fondo en 2009

Si algo reflejan los impuestos es el rastro de la crisis. En ellos está el origen del ajuste del cinturón en los recortes presupuestarios. Según el informe anual de recaudación tributaria publicado ayer por Hacienda, la actividad económica en Galicia salió bastante mal parada en 2009, el año más duro de la recesión. El retroceso de estos ingresos se cifra en un 23,9%, 1.368 millones de euros, una cifra similar a la que hace falta para soportar la fusión de las cajas gallegas, equivalente a casi tres veces lo que cuesta la Cidade da Cultura, o a la financiación completa del nuevo hospital de Vigo.

La liquidación del Impuesto de Sociedades (IS, que grava los beneficios de las empresas) se desplomó un 40%, que traducido a euros ronda los 540 millones. Eso a pesar de que en 2008 ya había retrocedido un 23%, otros 407 millones. La delegación de Hacienda más perjudicada por el descalabro de los beneficios societarios fue A Coruña, que dividió por dos sus ingresos por este concepto (442 millones). La crisis de Martinsa-Fadesa y el recorte de beneficios en el sector financiero y textil están detrás de estos números.

Los ingresos tributarios se han recuperado entre enero y mayo

La crisis que dejó temblando el listado de las páginas amarillas provocó un fuerte descenso de la actividad inversora. El dato lo constató ayer otro informe, el de coyuntura que cada año elabora el servicio de estudios de Caixa Galicia. En la parte más positiva, el documento señala que el consumo público, resultado de las políticas anticíclicas adoptadas para suavizar la caída de la demanda, se expandió un 5% en el mismo período.

De vuelta a la recaudación de impuestos, el IVA se comportó relativamente mejor que el IS, aunque aún así registró un descenso del 33%, 525 millones menos. Más estables fueron los ingresos del IRPF, liquidados sobre el año 2008, que descendieron un 10%. Por el menor consumo de alcohol, las gasolinas y el tabaco el Estado dejó de ingresar en Galicia otros cinco millones de euros, los mismos que por el tráfico exterior. El informe de Hacienda es demoledor al hablar de la coyuntura económica: "Durante la primera parte del año, en un clima de elevada incertidumbre, se paralizó prácticamente el comercio exterior, se hundió la inversión y se frenó drásticamente el consumo", analiza el prólogo.

Las exportaciones cayeron un 12,6%, y las importaciones lo hicieron a un ritmo del 16,6%, lo que paradójicamente ayudó a nivelar mejor la balanza comercial gallega, que arrojó un superávit de 831 millones.

Del análisis presentado ayer se extraen datos que invitan al optimismo, sobre todo en cuanto a los registros obtenidos por algunos sectores a lo largo de este año. Alberto Meixide, director del estudio de la Fundación Caixa Galicia, puso de relieve que "la caída de la industria tocó fondo en 2009 y avanza un 10,5% en marzo y un 7,8% en abril de 2010, lo que refrenda la mejora detectada en los índices de confianza empresarial". La industria fue uno de los grandes focos de problemas durante el 2009. Su PIB bajó un 13%, si bien este comportamiento negativo fue perdiendo fuerza conforme avanzaba el año.

El retroceso fiscal ha dado la vuelta en los cinco primeros meses de 2010 en Galicia. Los beneficios empresariales se empiezan a recuperar, en línea con lo que detecta la caja en su estudio. El IS ha crecido un 30%, más que cualquier otro ingreso, y el IVA se ha recuperado un 26%. En la parte más negativa sigue cayendo la tasa del tráfico exterior.

La deuda municipal más baja de España

El endémico raquitismo achacado tradicionalmente a los 315 ayuntamientos gallegos no sólo se traduce en problemas para prestar servicios o financiar determinadas actuaciones. También su deuda es en cierta medida proporcional a ese tamaño, a pesar del elevado número de consistorios en relación con España. De acuerdo con el informe de coyuntura de Caixa Galicia, a 31 de diciembre de 2009 el endeudamiento municipal por habitante en Galicia era de 239 euros, frente a los 615 euros de la media española y a una distancia sideral de los 1.272 euros por persona y año de municipios como Madrid, que junto a los de Ceuta y Melilla son los más endeudados de España.

El análisis de Caixa Galicia, presentado ayer por el director del proyecto, Alberto Meixide, refleja que la comunidad gallega tiene la deuda municipal más baja de España y casi tres veces inferior que la media de todos los municipios. A juicio de los autores del informe, "la menor capacidad económico y financiera de los municipios gallegos respecto a sus homólogos del resto del Estado tiene su reflejo también en el recurso al endeudamiento".

La de la deuda no es sólo una foto fija, sino que responde a una dinámica que se consolida en el tiempo. Así, según el documento, el incremento de la deuda viva municipal al término de 2009 con respecto al cierre del ejercicio anterior fue la mitad en los municipios gallegos que la de sus homólogos españoles, según el estudio, que registraron un aumento del 10% de sus pasivos financieros.

El informe presentado ayer arroja también una explicación a esta situación: "La menor capacidad de gasto de los municipios gallegos se explica también por el menor ejercicio de su capacidad tributaria", ya que los ingresos por tributos propios de las corporaciones locales gallegas, en términos de recaudación por habitante, presentan magnitudes significativamente inferiores a las del resto del Estado.

Las cifras

- Las previsiones de recaudación del Ministerio de Economía erraron en 2009 (a la baja) en 45.561 millones sobre las que se proyectaban al inicio del año.

- De ese total, Hacienda recaudó en Galicia 4.353 millones de euros, 1.368 menos que un año antes (lo que supone un retroceso del 23,9%).

- El Impuesto de la Renta de las Personas Físicas reportó a las arcas públicas la mayor parte, 2.318 millones, lo que supone un descenso del 10%.

- El Impuesto de Sociedades, reflejo de los beneficios empresariales, sufre la caída mayor, del 40,8%. En el conjunto de España la merma fue de un 26%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 24 de julio de 2010.