Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbanismo planta a 48 arquitectos al renunciar a un concurso de ideas sobre la Gran Vía

El Colegio de Arquitectos resolverá el fallo "por respeto a los participantes"

Se planteó como un concurso público de ideas urbanísticas y arquitectónicas para adecuar la Gran Vía al siglo XXI. El Ayuntamiento no se comprometió a ejecutar ninguno de los proyectos ganadores, pero sí a invertir 24.000 euros en premios, motivación suficiente para que 48 estudios de arquitectos -españo-les y extranjeros- enviasen sus propuestas. El plazo de entrega finalizó el pasado 20 de junio, pero un mes después el Consistorio anunciaba en su página web que renunciaba a la celebración del concurso y daba a los participantes un plazo de dos meses para recoger sus trabajos. El enfado de los arquitectos fue monumental.

Tras conocer la renuncia, que se produjo tan solo diez días antes del fallo, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) se ha visto obligado a tomar el relevo "por respeto al trabajo realizado por los participantes" y se ha comprometido a fallar con un nuevo jurado integrado por profesionales del gremio.

Los premios -12.000 euros para el primero, 6.000 para el segundo, 3.000 para el tercero y otras tres retribuciones de 1.000 euros- se mantendrán siempre y cuando el Área de Urbanismo se comprometa a financiarlos. "Tengo el acuerdo verbal de que los pagarán y los incluirán como una subvención en los presupuestos de 2011 pero, tal y como están los tiempos, estoy intentando conseguir un compromiso de pago por escrito, si no el Colegio no puede asumirlos", explica la presidenta del COAM, Paloma Sobrini.

"Hemos trabajado tres personas en el proyecto durante un mes. Nos sentó un poco mal ver que todo ese esfuerzo iba a ser para nada", cuenta por teléfono un joven arquitecto de un estudio sevillano que se enteró del plante por Twitter. "Si el Ayuntamiento convoca un concurso tiene que responsabilizarse del fallo, si no se premia es una tomadura de pelo", opinan otros dos profesionales con estudio en Madrid que también invirtieron un mes de trabajo en el proyecto. La única explicación que ha dado el Ayuntamiento (a este periódico y al COAM) para justificar su renuncia se refiere al artículo 139 de la Ley de Contratos del Sector Público. Un artículo que precisamente estipula que "solo podrá renunciarse a la celebración del contrato por razones de interés público debidamente justificadas en el expediente".

El Área de Urbanismo tampoco ha justificado dónde irán a parar los 28.320 euros presupuestados para la celebración del concurso. En el caso de que finalmente financie los premios -24.000 euros- sobrarían 4.320 euros. Urbanismo, preguntado por este periódico, guarda silencio desde el martes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 2010