Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un estudio sitúa a Ourense como el consistorio con menor transparencia administrativa

El último Índice de Transparencia de los Ayuntamientos (ITA 2010), publicado desde el año 2008 por la organización internacional Transparency International, ha rebajado en algo más de un punto (1,08) el índice de transparencia global de los consistorios gallegos. No suspende ninguno, pero a la luz del ITA 2009 descienden en la clasificación todos los Ayuntamientos salvo el de Lugo, que conserva el 88,7 sobre 100 del año pasado, y el de Ourense, que recibe por primera vez el aprobado con un 56,3.

El mejor valorado es el consistorio compostelano, que con un 88,8 se sitúa en el puesto 15 del ránking estatal. El peor, Ourense, que a pesar de mejorar el 46,3 que obtuvo en 2009, sigue bailando en la cuerda del aprobado. Junto a él se mantienen por debajo del índice medio estal del 70,2, Ferrol con un 67,5 y Pontevedra con un 57,5.

Resbalan casi todos los Ayuntamientos en el apartado de Información sobre la Corporación Municipal, donde se valora la disponibilidad de datos al alcance del ciudadano. Salvo Lugo, que sube un 1,8 puntos hasta situarse en el 84,2, bajan en este apartado el resto de Ayuntamientos. Ourense, a la zaga del resto con un 42,1, es la corporación que menos recursos dedica a informar al ciudadano sobre sus trámites internos o la labor que realizan los ediles. En su página web, por ejemplo, la última lista colgada con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) o Plantillas de Personal de los organismos data de octubre de 2005.

Dentro de los apartados del ITA, aquél que ha sufrido un mayor número de descensos es el de Urbanismo y Obras Públicas, que valora las recalificaciones urbanísticas o los anuncios y licitaciones de obra pública. A excepción de A Coruña y Ferrol, que conservan el índice de 2009, todos los consistorios empeoraron su resultado. Lugo baja de los 94,1 puntos de 2009 a los 52,9 actuales; mientras que Pontevedra pierde en este ámbito 5,9 puntos. Ourense, siempre colista, queda por debajo de la media nacional con un 52,9.

El mayor número de suspensos se los lleva Galicia en materia de transparencia en la contratación de servicios, cuya media estatal se situó este año en el 66,5. Suspenden Ourense y Pontevedra, ambas con un 42,9 así como Ferrol, que pasa a la parte baja de la tabla estatal con un 28,6. En 2009 ese mismo consistorio había obtenido una puntuación de 57,1, casi el doble de lo que refleja el estudio actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2010