Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

500.000 inmigrantes en 20 años para mantener pensiones

- Demografía, envejecimiento y pensiones. "En los próximos 20 años será precisa la incorporación de una población inmigrante por encima de las 500.000 personas. Debemos saberlo y estar preparados". Fue una de las afirmaciones más impactantes del lehendakari ayer, ya que esa cifra es el 25% de la población vasca. Lo explicó. Somos deficitarios en el saldo de la Seguridad Social, es decir, aportamos menos cantidad en cotizaciones que lo que los pensionistas vascos están cobrando, dijo López. Hoy hay sólo 1,88 afiliados para pagar una pensión. El saldo negativo al que se refirió fue de 250 millones en 2007 y 2008, reveló, y se agrandará con la tendencia demográfica actual. En 20 años, explicó, basándose en los datos y proyecciones del Eustat, la población vasca crecerá un 3%, pero serán un 40% más los mayores de 65 años, mientras la población en edad laboral disminuirá un 10%. No ocultó la alarma: "La estructura demográfica se puede convertir en un grave problema si no se aborda de forma realista", dijo. Dos cosas harán falta: modificar y reordenar el sistema de pensiones, hacer fomento de la natalidad y la ayuda a las familias y esa incorporación "perentoria" de extranjeros.

- Fiscalidad suficiente y lucha contra el fraude. López volvió a hacer hincapié en esta cuestión y citó dos razones: la credibilidad del sistema tributario y el importante volumen de recursos que se escapan a Hacienda. Aunque dijo no dar validez al dato que cifra en un 20% el volumen de la economía sumergida, López lo citó y recalcó cuál es la receta del Gobierno. Además de los planes de inspección específicos de cada Diptuación, el lehendakari reiteró la idea de un plan anual conjunto de inspección y de la interconexión en tiempo real de las bases de datos tributarias de las haciendas forales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 2010