Crónica:CLICK CLACK | TOUR 2010 | 15ª etapa
Crónica
Texto informativo con interpretación

Abriendo la caja de los truenos

Ayer empezaba mi artículo con una pregunta, ¿qué ha pasado hoy entre Schleck y Contador?, y hoy la actualizo sin cambiar ninguna palabra. Porque si ayer pasó algo difícil de explicar, hoy ha pasado algo que, a pesar de que es fácil de explicar, admite múltiples lecturas e interpretaciones.

Contador ha atacado a Schleck justo en el momento en el que Andy ha tenido una avería mecánica. Justo antes, Schleck había atacado a Contador intentando cogerle por sorpresa; y cuando estaba en pleno apogeo de su ataque, aún alzado sobre los pedales, y Contador comenzaba a reaccionar, ha tenido una avería en su bici que le ha eliminado de la lucha por la defensa del maillot amarillo. Andy ha parado y habrá perdido en torno a 50 segundos reparando su bici. Mientras, el trío formado por sus más inmediatos rivales, Menchov, Sánchez y Contador, han colaborado al ver al líder descolgado, y le han distanciado en la meta de Bagnères en 38 segundos. Contador nuevo líder por 8 segundos, ese es el resultado.

La cuestión del juego limpio, con tanto trapo sucio revuelto, tiene una compleja respuesta
Ahora todos son amigos de Twitter, pero hay cosas que entre amigos no se hacen
Más información
El fin de una hermosa amistad

La gran cuestión es si Contador debería haber esperado o no a su más inmediato rival. Es decir, si ha habido o no fair play, juego limpio, deportividad, respeto por el rival. Y aquí la respuesta adquiere otros matices, pues para contestar debemos rebobinar la memoria hasta el día de Spa, pasando antes por la etapa del pavés, y sin olvidar detalles como el juego entre ellos dos de la etapa de anteayer. Y valorando todo eso, tanto trapo sucio revuelto, la respuesta se hace más y más compleja.

Yo, en su caso sí que hubiese esperado, pero eso es simplemente mi opinión, no es que piense que Alberto no ha hecho lo correcto. Pero yo veo e interpreto lo que ha pasado como algo aislado y concreto, mientras que para los dos protagonistas de la historia hay un contexto determinado. El día de Spa, Andy se cayó y Contador fue de los que decidió esperar a los caídos sin tratar de aprovecharse de la circunstancia. Andy salvó la jornada, pero al día siguiente, en el pavés, fue el más beneficiado de la situación táctica que provocó su equipo, el mismo equipo que se benefició del plante del día anterior. Ese mismo día, Alberto perdió también unos segundos en la parte final por una avería, pero cuando esa avería se produjo Andy marchaba por delante y sí, sacó partido de ella en segundos, pero la mala suerte es un factor que está ahí igual para todos.

Si la avería de ayer de Andy es mala suerte o no es también discutible. Lo mejor es que consideremos que sí que lo fue, así que pobre Andy, en el momento en el que pone toda la carne en el asador, va la bici y le falla. Yo es eso lo que pensé al verlo. Vi también que Vinokúrov reaccionaba al instante, y que Contador, aún tardando más que su compañero, también lo hizo. Entonces a Andy se le bloqueó el cambio y se quedó pedaleando en vacío; Vino y Contador le pasaron uno por cada lado, y Alberto continuó adelante y aprovechó la aceleración que traía para lanzar su ataque. Y siguió y siguió sin mirar atrás y sin percatarse de que Andy se quedaba parado en la cuneta. Que vio que algo le había pasado a Andy creo que es evidente, que supiese qué es lo que había pasado, yo supongo que no tanto; es una información que recibiría más tarde vía pinganillo.

Ellos sabrán, yo creo que esos 38 segundos no serán decisivos para la clasificación general, no creo que ninguno de ellos dos gane el Tour por ese margen sobre el otro, pero sí que creo que lo que ha pasado hoy es significativo de que el sentido de la deportividad, del respeto al rival está cambiando en este deporte. Ahora todos son amigos vía Twitter o Facebook, eso sí, pero la amistad se demuestra en momentos como los que hemos visto en este Tour, tanto hoy como ayer como en la primera semana. Y no sé si mi concepto de amistad es diferente, pero yo he visto cosas que, entre amigos, no se hacen.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS