Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PAOLO VASILE | Consejero delegado de Telecinco

"Meterse con Sara Carbonero no es machismo, es estupidez"

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, ha esperado pacientemente a que terminara el Mundial para responder a las críticas que han llovido sobre la cadena por la presencia de la periodista Sara Carbonero, novia del portero Iker Casillas, en Sudáfrica. Dentro y fuera de España, desde periódicos de prestigio hasta programas televisivos de cotilleo han lanzado un ataque feroz contra la reportera. El británico The Times llegó a publicar en portada a una foto de Casillas en el terreno de juego y Carbonero al fondo con la pintoresca teoría de que España perdió el primer partido frente a Suiza porque el guardameta estaba desconcentrado por su presencia.

"No mandamos a Sara Carbonero por el morbo", dice Vasile, visiblemente molesto por una polémica ante la que la periodista ha demostrado "una gran profesionalidad". "Estaba superagobiada, lloraba, me mandaba mensajes. Podía haber tirado el micrófono y coger el primer avión de vuelta a España, pero no lo hizo", dice Vasile, que sale en defensa de la periodista "no para reabrir el caso sino para cerrarlo".

"No mandamos a la periodista detrás de la portería por morbo"

"Urbaneja ha metido la pata y en lugar de sacarla rápidamente, ha insistido"

"El Mundial ha sido una apuesta con fundamento empresarial"

Sus aceradas críticas van especialmente dirigidas al presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), Fernando González Urbaneja, que calificó de "vergüenza" que Telecinco ubicara a Carbonero detrás de la portería. "Como periodista debería saber que no debe implicar personalmente sus emociones con las historias que construye", dijo. De paso, le aconsejó que si aspira a ser una buena profesional no debe dejarse empujar "a las malas prácticas del periodismo".

"Todos tenemos el sacrosanto derecho a equivocarnos. Felipe González decía que es imposible pensar no meter la pata en la vida, pero que lo importante es saber sacarla", replica el consejero delegado de Telecinco. "Ese señor [Urbaneja], al que no conozco, ha metido la pata y en lugar de sacarla rápidamente ha insistido. Su pecado ha sido ese. La primera norma del periodista es averiguar y contrastar la noticia".

Recuerda Vasile que fue la FIFA quien decidió que los periodistas a pie de campo destacados en Sudáfrica se colocaran detrás de la portería, en lugar de situarse a espaldas del banquillo, como en la Liga italiana o española. "Detrás de la portería un periodista no sirve para nada. Ese lugar tiene sentido para los fotógrafos. La FIFA lo impuso a todo el mundo y eso era una cosa fácil de comprobar. Pensar que una cadena de televisión puede decidir dónde se coloca el periodista es una fantasía. Antes de abrir la boca, uno debería conectar el cerebro con las cuerdas vocales".

A la hora de considerar si Carbonero ha sido criticada por ser mujer, el principal ejecutivo de Telecinco remarca: "No es machismo, es estupidez. En un mundo en el que todos hemos colaborado a disminuir la discriminación sexual, Urbaneja ha inventado la discriminación sentimental, que es una categoría bastante grave". Al tiempo, percibe que se ha utilizado a Carbonero para atacar a Telecinco. De hecho, el presidente de la APM matizó en el diario El Faro de Vigo: "Hice las declaraciones sobre la forma de hacer periodismo de Telecinco, que es deplorable. Yo no puedo contribuir a la banalización, yo tengo todo el respeto por Sara Carbonero y por todos los periodistas que trabajan en Telecinco, que bastante tienen con trabajar en Telecinco".

"Si alguien tiene que insultar a Telecinco tiene que hacerlo por lo que hago yo, no eligiendo a una periodista de 26 años. No se meten con Iñaki Gabilondo, Pedro Piqueras o la Milá, que los mandaría inmediatamente a tomar por el culo", reacciona Vasile, quejoso de que se haya usado la cabeza de Carbonero "para romper un cristal". Pese a todo, insiste en que acepta la crítica. "Me parece bien, incluso útil. Cuando es de buena fe e incluso cuando está hecha de mala fe. No me considero una víctima. Cualquiera puede pensar que Telecinco es una mierda. Damos ocasiones todos los días para que no ataquen. Pero Urbaneja hubiera tenido -aún está a tiempo- que pedir disculpas a Carbonero por haberla insultado".

Vasile cuestiona también el comportamiento de la prensa extranjera. "Los ingleses tienden a erigirse en árbitros del mundo. Sacaron el asunto en un momento de gran tristeza futbolística por su participación desastrosa. Pero a Urbaneja le ha dado un calentón. Pudo haber rectificado al día siguiente". Tampoco cree que sea "una maquinación de venganza porque le hemos quitado a Carbonero a La Sexta, donde trabaja el hijo de Urbaneja".

Carbonero se incorporó hace un año al equipo de deportes de Telecinco. Vasile la fichó cuando la cadena compró los derechos de la Liga Europa. Y una vez en Sudáfrica asegura que no dio indicaciones para que entrevistara o no a Casillas. En medio de toda la polémica, solo un consejo: "Le dije que no hablara con nadie. Que si la invitaban a La noria, a Sálvame, a Ana Rosa, a Antena 3 o La Siete, no fuera. Le dije: 'Tienes que decidir en qué categoría quieres estar. Si quieres ser periodista deportiva o si quiere pasar a la categoría de los famosos".

Vasile también cuestiona el comunicado "a la búlgara" que emitió la APM en defensa de su presidente. La junta directiva de esa asociación concluyó que acusar de machista a Urbaneja no era más que una campaña enfocada a "socavar" su trayectoria profesional.

Más allá de esta disputa, Telecinco considera que el Mundial ha sido "una operación interesante". "Nos ha costado un dineral exagerado. Pero un acontecimiento de este tipo, o lo tienes tú o lo tiene otros, y hay que calcular entre el daño que te puede hacer tenerlo o el daño que te puede hacer no tenerlo. Era una apuesta con fundamento empresarial. No era un hecho de amor hacia el fútbol, España o La Roja".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de julio de 2010