El Gobierno estudia retirar bollos y refrescos de los colegios

El Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas estudiarán antes de que concluya este mes un documento por el que se prohibirá la venta en los colegios de bollería, chucherías, snacks y refrescos para combatir la obesidad y el sobrepeso, que afecta a uno de cada cuatro niños en España. El próximo Consejo Interterritorial de Salud debatirá un documento que así lo propone.

El texto desarrollará la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que se aprobará este año, y que plantea prohibir "la venta de alimentos con un alto contenido en ácidos grasos saturados, ácidos grasos trans, sal y azúcares sencillos, ya sea mediante máquinas expendedoras o en cantinas, bares o locales similares situados en el interior de los centros escolares".

La idea es que los escolares solo puedan adquirir en sus centros agua, lácteos y zumos que no abusen del azúcar, cereales, frutos secos no fritos, sándwiches, bocadillos o productos de panadería, incluidos los bollos, si se ajustan a los límites en grasas que establezca la ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de julio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50