Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:OKOCHA | Ex jugador de Nigeria | SUDÁFRICA 2010 | El Mundial de África

"La imagen que tenía el mundo de África ha cambiado"

Un diente de oro asoma entre los incisivos de Augustine Jay Jay Okocha (Enugu, Nigeria, 1973), que sonríe sin parar en una cafetería de Johanesburgo. Feliz de ser una celebridad en África por su brillante pasado en el París Saint-Germain, donde formó una formidable pareja con Ronaldinho, y por sus éxitos en la selección nigeriana, con la que fue oro olímpico en Atlanta 96. Fue un mediocampista de una fantasía desbordante. Y, tras jugar en Alemania, Turquía, Francia, Inglaterra y Qatar, además de disputar tres Copas del Mundo, se ha propuesto cambiar desde dentro el fútbol africano.

Pregunta. ¿Qué le ha parecido la Copa del Mundo?

Respuesta. La organización ha sido muy buena: nadie se ha quejado de los entrenamientos, los estadios, la seguridad...

"En el campo, por imitar la mentalidad europea, perdimos el corazón africano"

P. ¿Le ha sorprendido?

R. No, porque vine muchas veces aquí antes del Mundial y seguí los preparativos y la Copa Confederaciones, que fue una prueba. La imagen que tenía el mundo de nosotros ha cambiado. Esto es África o lo que otros países africanos aspiramos a que sea algún día. Ustedes, los extranjeros, no estaban acostumbrados a esto, a las vuvuzelas, las caras pintadas... y han vivido algo único en la Copa del Mundo.

P. ¿Nigeria es muy diferente a Sudáfrica?

R. Sí, hay una gran diferencia en infraestructuras, en organización y, sin duda, estamos muy por detrás. Pero esto que ha pasado en Sudáfrica a gente que vemos como hermanos es un gran reto para el resto de naciones africanas. Tenemos mucho que aprender.

P. ¿Ha habido una falta de respeto por parte de Europa?

R. No, viví 19 años en Europa y sé la imagen que tienen de nosotros, pero no les culpo. No han venido aquí y no lo comprenden. Los que han venido han cambiado su imagen.

P. Y en el campo, ¿qué le ha pasado a África?

R. Ha sido lo más decepcionante. Perdimos nuestra cultura en el campo. De tanto intentar adaptarnos a la mentalidad europea, perdimos el corazón africano. Deberíamos encontrar un equilibrio: buscar la preparación táctica y física europea, pero sin perder nuestra fantasía, que es nuestra mejor arma. Y tener iniciativa. No limitarnos a hacer lo que nos dice el entrenador. A los brasileños, en esta Copa del Mundo, les pasó lo mismo.

P. Los equipos africanos han sido muy físicos, ¿ya no quedan talentos como usted o Roger Milla?

R. Seguro que sí. Tenemos muchos talentos, pero sin estructuras. No hay nada malo en la táctica o en la preparación física, pero hay que saber cuándo aplicarlas. El equipo debe ser disciplinado en defensa, pero en ataque ningún entrenador tiene que decirme lo que tengo que hacer. No se debe someter a un Messi a la táctica.

P. ¿Cambiaría si tuvieran más entrenadores africanos?

R. No tenemos todavía suficientes entrenadores africanos, no ha habido formación.

P. ¿A qué se dedica ahora?

R. Estuve trabajando para el Gobierno de Nigeria como consejero y ahora quiero presentarme a las elecciones a la presidencia de la federación de fútbol. Hay mucha corrupción entre los dirigentes y también en los medios de comunicación.

P. ¿Quiere promover la cantera?

R. Sí, no hay escuelas de fútbol en Nigeria. Cualquier pequeño club europeo tiene una buena escuela. Y sin eso, es impensable el desarrollo del fútbol en África.

P. Solo se salvó Ghana.

R. Sí, la única que venía con un equipo en el que se conocían de jugar juntos en la selección sub 20.

P. Usted llegó a Alemania con 17 años. ¿Qué aprendió allí?

R. Fue una escuela para mí. Yo quería aprender y ellos me hicieron darme cuenta de cuándo podía divertirme y cuándo no. Estoy agradecido a Stepanovic, que me hizo debutar a los 18 años [en el Eintract de Franfourt]: un sábado era reserva del filial y el domingo jugué de titular en el primer equipo.

P. ¿Recuerda la victoria de Nigeria ante España en Francia 98?

R. Sí, no nos conocían y les sorprendimos. Les ganamos 3-2 y España ya no pudo reaccionar.

P. ¿En qué ha cambiado España?

R. España siempre jugó bien, pero esta generación tiene una mentalidad ganadora: con el estilo de siempre, siendo muy pacientes con el balón, pero con una nueva mentalidad. Y se conocen mucho porque juegan juntos cada día.

P. ¿Los cinco mejores jugadores del Mundial?

R. Villa, Schweinsteiger, Xavi, Lucio y Sneijder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de julio de 2010