Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete centros privados practicarán abortos para Osakidetza

Sanidad ha recurrido a las siete clínicas privadas que realizan abortos para que los practiquen en nombre de Osakidetza tras la entrada en vigor de la nueva ley ayer, que despenaliza las interrupciones voluntarias del embarazo. La consejería ha concertado este servicio con las clínicas, a las que pagará por las intervenciones. De este modo, las mujeres no estarán obligadas a costearse los abortos, ya que hasta ahora la gran mayoría -el 84,4% en 2008- acudía a los centros privados y tenía que pagar de su bolsillo.

El procedimiento a seguir hasta las 14 semanas de gestación es el siguiente: la mujer que decida abortar acudirá a Osakidetza, donde el ginecólogo o la matrona redactará un informe. Este se remitirá a la Dirección Territorial de Sanidad en la provincia, que entregará a la paciente un sobre para ir a una de las siete clínicas o a los hospitales públicos. El proceso tardará tres días y Sanidad se hará cargo de los gastos.

Entre las 14 y las 22 semanas el procedimiento será el mismo si hay riesgo para la salud de la madre o el feto tiene anomalías. Las mujeres recibirán sobres con información sobre ayudas a la maternidad, a familias con niños discapacitados, etc. Hasta ahora, el aborto era legal solo en casos de violación -hasta la semana 12-, por malformaciones del feto -semana 22- o por el riesgo para la salud de la madre.

Ahora, a partir de la semana 22, el aborto por malformaciones graves en el feto solo se autorizará si un comité ético lo avala. La idea de Sanidad es crear uno por provincia, pero aún no están en marcha.

481 euros por aborto

En 2008 se realizaron 2.996 abortos, solo el 15,6% en los siete hospitales públicos que los practican, aunque datos manejados en diciembre por el Parlamento reducían el porcentaje al 6%. Todo porque Osakidetza sólo intervenía cuando el caso era muy claro entre los supuestos legales. La objeción de conciencia también influye en el porcentaje. Sanidad financió en 2008 29 abortos, con un coste por intervención de 481,33 euros. El perfil de las mujeres es el de mayores de 20 años, con estudios y sin abortos previos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 2010