Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:MODA

Portugal, el dulce antiexilio de los modistos españoles

España, país invitado en el Festival Estoril Fashionart

"Vamos a centrarnos en el mercado exterior. España está bastante estancada y el resto del mundo es muy grande. La crisis es global, pero hay países europeos que ya se están recuperando y aquí con la subida del IVA no creo que se reactive el consumo". Podrían ser las palabras de muchos empresarios españoles. Pero son las de Amaya Arzuaga. La diseñadora presentó el sábado un resumen de sus colecciones de Primavera-verano y Otoño-invierno en el Estoril Fashionart Festival, que se clausuró ayer en Cascais, y donde España era el país invitado. Sin rencores por dejar a la selección de fútbol de Portugal fuera del Mundial. En su primera edición, este certamen acogió, además, una exposición dedicada a Paco Rabanne, otra al editor Luis Venegas y una muestra coral de los fotógrafos Daniel Riera, David Urbano, José Manuel Ferrater y Eugenio Recuenco.

"Vamos a centrarnos en el mercado exterior", dice Amaya Arzuaga

Una oportunidad para promocionar la industria textil española en el más necesario que nunca mercado exterior. Aunque, en este caso, sea en el del vecino de puerta, Portugal. "Me parece bueno que se apoye a la moda española, aunque no que se apoye por apoyar, sino que se respalden proyectos concretos que den resultados. Creo más en las estrategias individuales. Si vamos 15 diseñadores juntos a Nueva York, se pierde fuerza", explica Arzuaga por teléfono. La diseñadora, que presentó sus colecciones durante seis años en la Semana de la Moda de Londres, tiene la intención de volver a desfilar fuera de España, en busca de proyección internacional. Luis Venegas, creador de publicaciones como Fanzine 137, Electric Youth o Candi, tampoco cree que las acciones conjuntas organizadas institucionalmente sean eficaces. "Porque me encanta la moda y me encanta España, creo que el sistema de promoción mediante subvenciones debería desaparecer", apunta. Venegas autoedita sus revistas. Volúmenes que, como se pudo ver en la exposición de Cascais, buscan ser un producto global, sin pasaporte. Algunos de los mejores fotógrafos del mundo como Bruce Weber o Inez van Lamsweerde & Vinoodh Matadin colaboran en ellos. Se venden en templos del lujo como Colette o Corso Como. Y tienen una fuerte repercusión internacional. Hasta The New York Times se ha fijado en el universo de Venegas, a quien define como "un inconformista de la edición".

De triunfar fuera de España para luego hacerlo dentro sabe bastante Daniel Riera, uno de los fotógrafos que participaron en la muestra Fotografía de Moda (ES). Su primer trabajo internacional fue para un fanzine de la firma Commes des Garçon. Tras colaborar con cabeceras de referencia como Dazed & Confused, Butt o Fantastic man, la prensa española comenzó a reclamarle con más fuerza. Sus instantáneas son, en sus palabras, "naturales y sofisticadas a la vez". Adjetivos a los que habría que añadir impactante para definir la selección que mostró en Cascais: desde un retrato de Rossy de Palma acompañada de un centollo a un primer plano de un prepucio. Riera compartía las paredes de la antigua casa de bomberos con José Manuel Ferrater, Eugenio Recuenco y David Urbano, que presentó una colección de retratos llenos de misterio y rara belleza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de julio de 2010