Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Norma Bacaicoa, actriz y maestra argentina de teatro

Afincada en Madrid, huyó de su país tras el golpe de 1976

Graduada como actriz en el Instituto de Teatro de la Universidad de Buenos Aires en 1962, Norma Bacaicoa, fallecida en Madrid el 12 de junio, destacó muy pronto en la escena argentina, donde recibió en 1966, tras varios destacados trabajos, el Premio La Orden del Guindalete como papel revelación femenino por su trabajo en la obra La patada, de J. C. de Petre. Cinco años después se la concedió el Premio Talía (hoy conocido como Molière) a la mejor interpretación femenina por La dama del perrito, de Anton Chéjov. Simultáneamente, era profesora de teatro en la Escuela Nacional de Arte Dramático, al tiempo que debutó como directora teatral con Nos va a agarrar el alba, de Oscar Balducci.

Más información
Mi tía Norma

Desde 1976, año del último golpe militar, que desató un pavoroso terrorismo de Estado en Argentina, residía en Madrid, donde uno de sus primeros trabajos fue en el filme Las truchas, de José Luis García Sánchez. Pero, como otros muchos actores y artistas argentinos, tuvo serias dificultades para hacerse un hueco en el mundo del cine y el teatro españoles. De ahí que se refugiara durante años en el trabajo pedagógico que desarrolló en diferentes universidades, colegios de enseñanza media, grupos de teatro y en el TEA (Taller de Expresión Artística). Dentro de estas actividades, dirigió durante varios años el grupo de teatro Los Octanos, perteneciente a la empresa Campsa, donde hizo muy diferentes puestas en escena.

También se ocupó de la Compañía de Teatro Chileno, el grupo teatral A Trancas y Barrancas y el Teatro Rito, donde montó Juegos a la hora de la siesta, de Roma Mahieu. Tuvo especial repercusión su puesta en escena de Su programa favorito, de Franz Xavier Kroetz, interpretado por Susana Mayo, quien desarrolló en España una etapa de su vida profesional.

De 1991 a 1996 se hizo cargo el teatro de la tercera edad Reina Sofía y pasó también a trabajar en la Casa de la Juventud de Majadahonda. Entre sus montajes encontramos obras de los hermanos Álvarez Quintero, Carlos Arniches, Giuseppe Berto (con este montaje viajó a Argentina) e Idea Vilariño, entre otros.

Destacó en sus últimos años con su trabajo de coaching (preparación de actores) para cine, teatro y televisión y, en una muestra de entrega cariñosa, casi filial, preparó algunos de los mejores trabajos de sus sobrinos Héctor y Malena Alterio, hijos de su hermana, la psicóloga argentina Ángela Bacaicoa, y del actor Héctor Alterio.

Norma Bacaicoa.
Norma Bacaicoa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS