Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | España

Las lágrimas del Chori

Albiol se lesiona la rodilla durante el entrenamiento

Central rápido, elegante como se espera de un jugador formado en la escuela del Valencia, y contundente como pocos -"nadie me ha dado más patadas que él", sostiene Villa- a Raúl Albiol se lo llevaron a la silla de la reina del entrenamiento de ayer llorando, y al equipo se le encogió el corazón. El susto fue tremendo: en una acción con Llorente pareció que a Albiol se le clavaba la bota y le giraba sin sentido la rodilla. Tras la primera inspección, Óscar Celada, el médico del equipo, justificó el traslado al hospital para someterle a pruebas radiológicas que descartaran un problema de peroné; poco después, Del Bosque dijo que podía ser un problema de rodilla, pero que afortunadamente no era tan grave como los asistentes al entrenamiento pensaban en un principio.

Del Bosque dice que es menos grave de lo que parecía en un principio

Las lágrimas de Albiol encogieron el ánimo del equipo, porque la noticia fue del campo, donde trabajaban los suplentes, a la sala del gimnasio, donde recuperaban los titulares. Por un rato, en las instalaciones de la Universidad, hasta Alonso se olvidó de su tobillo, que le convierte en duda para enfrentar a Portugal. Nadie es más querido que El Chori en la familia -así calificó Casillas la pasada semana a eso que Luis llamó "el grupo"- y por consiguiente hasta que no regresaron el jugador y el médico del hospital, el ánimo de la selección fue un sinvivir. Normal, El Chori no es un cualquiera.

"Tiene más peligro que un mono con una pistola", dijo Güiza de Albiol en Austria, hace dos años, al tiempo que Iker Casillas aseguraba que si tuviera que ponerle cara al grupo de futbolistas que luchaba entonces por ganar la Eurocopa, esa sería la de Raúl Albiol, sin duda. Será porque cuando el Valencia le cedió al Getafe casi se mata en el camino a Madrid -sufrió un accidente de tráfico que le mantuvo en el hospital- Albiol siempre tiene la broma a punto y la sonrisa pícara en la cara. Reconoce que la experiencia obliga. "Ahora sé que en un segundo te cambia la vida, así que tengo claro que la voy a disfrutar al máximo cada minuto que viva".

La leyenda dice que fue el portero de Móstoles el que un día dejó clara su opinión ante los responsables deportivos del Madrid en la época de Calderón: "Si queréis un central, dejad de buscar y fichad a Albiol". El año pasado, durante la disputa de la Copa Confederaciones, el Valencia llegó a un acuerdo con el Madrid. En un curso, pese al fracaso que supone no haber ganado ningún título, Albiol ha demostrado que le sobra nivel para jugar en un equipo grande.

No ha podido demostrarlo en Sudáfrica, porque no se ha estrenado. Piqué no da tregua, pero a su manera, estaba disfrutando de vivir estos días en Sudáfrica como parte importante de eso que Casillas llama ahora la familia. Para El Chori, el torneo puede que terminara ayer. Oficialmente, se descarta una lesión ósea, pero en las próximas horas se prevé que sea sometido a nuevas pruebas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de junio de 2010