Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SUDÁFRICA 2010 | España

Villa, el gol en la cabeza

Los jugadores españoles destacan la "obsesión" por marcar y la profundidad del delantero, "un chollo para los centrocampistas"

Villa, el gol en la cabeza
EL PAÍS

El Oviedo le partió el corazón el día que le despachó por bajito y falto de potencia. Despechado, ni se inmutó; siguió frustrando porteros a golpe de balonazos, mientras crecía cerca de Tuilla, en el Langreo. A los 17 años su fama de goleador ya había trascendido de los límites del Principado y el Sporting decidió llevarle a Mareo. Fue entonces cuando a David Villa comenzaron a llamarle El Guaje. El viernes, en Pretoria, le pegó al balón desde 45 metros, con la izquierda, y se convirtió en el futbolista español que más goles ha marcado en la historia de los Mundiales (seis). Metió tres en Alemania 2006 y cuatro años después, suma tres más en Sudáfrica. Con seis dianas en siete presencias mundialistas, el delantero azulgrana supera a Raúl, Hierro, Butragueño y Morientes, con cinco tantos por cabeza.

A Xavi le recuerda a Stoichkov: "No da tregua. Siempre piensa en la portería"

"Cada vez que se mueve abre un espacio", le alaba también Iniesta

"Entrar en la historia de la selección es un orgullo y me alegra mucho, pero solo porque han servido de algo; siempre prefiero que mi equipo gane a meter un gol", reconoció el viernes en Pretoria. "Pero por encima de todo están los resultados y las victorias del colectivo, que es lo único que debe importarnos". "Además, si Andrés no mete el segundo, no nos clasificamos", reconoce Villa, que lleva dos goles con el pie derecho y uno con la izquierda.

En sus botas, unas F5 de Adidas, luce los nombres de sus hijas, Zaida y Olalla, el número 7 y las banderas de España, en la bota izquierda, y la del Principado de Asturias, y un logo en ambas: D&P, o sea, David y Patricia, su esposa. Villa usa el mismo modelo de borceguís con el que juegan Messi o Luis Suárez, pero con una particularidad: las del Guaje son las botas más ligeras del mundo, apenas 165 gramos. "Necesito ser rápido para llegar el primero", se justifica esta máquina goleadora nacida en Tuilla, hace 28 años, que acumula 247 tantos desde que debutó en Segunda con el Sporting -goles repartidos entre Gijón, Zaragoza, Valencia y la selección-.

Villa ha mejorado en cada paso que ha dado en su carrera. Al Barcelona, su nuevo equipo, le bastaría con que siguiera esa progresión, después de haberle pagado al Valencia 40 millones hace solo unas semanas por un jugador que a los de Mestalla les costó 12. Ya entonces, en 2005, el Barcelona se planteó su contratación del Zaragoza, pero terminó apostando por Larsson, que no costó un céntimo. El fichaje de Villa hace unos meses levantó cierta polémica: "Un error, había que ficharlo después del Mundial, resultaría más barato", dijo en plena campaña Sandro Rosell, que será presidente del Barcelona a partir del día 1 de julio. Convertido ahora en pichichi del Mundial junto a Higuaín y Donovan, sus goles le han revalorizado.

"Es muy agresivo, engatilla rápido", sostiene Xavi, que cada vez que ve al Guaje tirar una diagonal partiendo de la banda izquierda se acuerda de Stoichkov, básicamente porque el asturiano, como el búlgaro, tiene las cosas muy claras: "No da tregua. Cada vez que participa, piensa en marcar. Lleva el gol en la cabeza", explica el que ha sido su compañero durante los últimos cinco años en la selección española y a partir de agosto será su compañero en el vestuario del Barça. "Nos dará mucha profundidad, porque alarga mucho el campo y se va a inflar a mete goles, es casi una obsesión para él", sostiene el volante, que lo tiene muy claro: "Será tan complementario con Ibrahimovic como lo es con Torres".

"Cada vez que se mueve abre un espacio y se ofrece a un pase", confirma Andrés Iniesta, que le ve muy capaz de jugar en corto, pero alaba especialmente como estira el campo. "Su juego tiene una profundidad espectacular. Se desmarca en vertical casi siempre y es letal. Tiene la portería en la cabeza y no duda", advierte. "Para los centrocampistas, Villa es un chollo", insiste el de Fuentealbilla al hablar de Villa, convertido en referente atacante de Españas y que ahora se ha impuesto un nuevo reto. "Se trata de ganar a Portugal, marque quien marque", dice. Será un duelo contra Cristiano Ronaldo; los que están por venir los jugará vestido de azulgrana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 27 de junio de 2010