Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La capital de Guipúzcoa aprueba su nuevo plan urbano, que prevé 16.680 viviendas

El pleno del Ayuntamiento de San Sebastián sancionó ayer por unanimidad su nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), que sustituye al anterior, aprobado en 1995, e incluye la posibilidad de construir 16.680 viviendas en la ciudad, el 62% de ellas protegidas. "Es el mejor plan para salir adecuadamente de la crisis que atraviesan la economía y el sector inmobiliario", afirmó el alcalde, Odón Elorza. El PGOU tiene una vigencia de ocho años.

El fuerte aumento de las viviendas de protección pública, la aproximación de la periferia al centro de la capital guipuzcoana a través del impulso de los barrios, la consolidación de los principales espacios naturales y la apuesta por un transporte público sostenible son los grandes pilares recogidos en el nuevo plan urbanístico.

El planeamiento recoge el proyecto de la pasarela de Mompás, así como el traslado de la cárcel de Martutene hasta el barrio de Zubieta, donde también está prevista la futura incineradora para toda la provincia. El Ayuntamiento deja abierta la opción de conseguir el suelo de los cuarteles militares de Loyola para destinarlo a crear un polígono residencial.

La vivienda pública supone uno de los elementos cruciales del Plan General donostiarra. Se han añadido casi 500 a las inicialmente previstas. Jorge Letamendia, concejal delegado de Urbanismo, explicó que de los 16.680 pisos planteados, un tercio serán de precio libre y el resto protegidas, la mitad de ellas en régimen de alquiler.

El consistorio aprobó igualmente la nueva ordenanza de civismo que impedirá ir desnudo por la ciudad, salvo en la playa de La Zurriola. La normativa intenta evitar situaciones como las protagonizadas por el francés Irwin, quien a menudo se paseaba desnudo y en bicicleta por las calles donostiarras, por lo que tuvo que responder ante la justicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 2010