Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Mundial.Sudáfrica 2010 | ESLOVENIA-INGLATERRA

Motín abortado en Inglaterra

Capello reprende a Terry por sus críticas e injerencias, pero no le castiga porque se lo juega todo ante Eslovenia

Por contraste con las costumbres relajadas del sueco Sven-Göran Eriksson, que permitía a las mujeres de los futbolistas entrar y salir a su antojo de Baden Baden, lugar de concentración de Inglaterra en Alemania 2006, los métodos militares del italiano Fabio Capello entusiasmaron tanto a la afición como a los jugadores ingleses, que, por fin, sabían a qué atenerse en su camino triunfal hacia Sudáfrica 2010.

Llegado el momento de la verdad, en la monótona rutina de la concentración de Rustenburgo, tras el pobre empate ante Argelia, prendió, sin embargo, la mecha del aburrimiento. Despojado hace meses de la capitanía por un lío de faldas, el central Terry quiso recuperarla moralmente al reclamar en público una reunión del equipo con Capello para cuestionar algunos métodos del entrenador. Paso en falso. El seleccionador le afeó la conducta ante la prensa -"ha sido un error muy grande", dijo- y los otros líderes del vestuario, Gerrard, el capitán, y su amigo Carragher, se desmarcaron de la iniciativa del defensa del Chelsea. Solo Lampard, compañero en Stamford Bridge, le apoyó: "John habló con honradez. Deberíamos agradecer que haya jugadores que hablen así".

"Esto es una Copa del Mundo, no unas vacaciones", brama el técnico italiano

MÁS INFORMACIÓN

Capello, desde luego, no lo agradeció, sino que lo entendió como un menoscabo a su autoridad imperial. "Esto es una Copa del Mundo, no unas vacaciones", bramó contra quienes en el vestuario aborrecían del tedio. "No entiendo por qué no ha hablado conmigo. Un jugador no es importante comparado con el grupo. Vimos el partido de Argelia y nadie dijo nada", siguió Capello, que se halla ante el que sería el primer fracaso sonado de su carrera si no consiguiera la victoria sobre Eslovenia. Para este partido, Terry había reclamado un puesto en la titularidad para Joe Cole. "Sólo Rooney y él pueden abrir las defensas", declaró. "Eso es otro error porque hablar de un jugador es faltar al respeto a los demás", repelió el seleccionador.

Pese a todo, Capello no va a castigar a Terry con el banquillo, puesto que ambos se juegan demasiado. Coincide además con las bajas de otros dos centrales, King por lesión y Carragher por sanción. De modo que Terry actuará junto a Upson, del West Ham, en la que supone su tercera pareja en tres partidos. No será la única novedad en la alineación. La escasa aportación de Heskey en las dos citas anteriores puede abrir la puerta a Defoe o Joe Cole como acompañantes del decepcionante Rooney.

Al rescate del delantero del Manchester United acudió su entrenador en Old Trafford, Alex Ferguson, al llamarle desde Estados Unidos y pedirle que se relaje y disfrute. Ferguson atribuyó el bajo rendimiento de Rooney a la fatiga después de una temporada extenuante, en la que marcó 34 goles, y a la presión de tener que demostrar que es el mejor futbolista inglés.

El Mundial es una pesadilla para Rooney. A Alemania 2006 llegó tras una recuperación acelerada de un hueso roto en el pie, el quinto metatarsiano, y su actuación fue de mal en peor. Hasta ser expulsado a requerimiento de Cristiano Ronaldo, compañero suyo entonces en el United, tras pisar a Carvalho y caer ante Portugal en los octavos de final.

Mientras tanto, Eslovenia, de apenas dos millones de habitantes, disfruta de una oportunidad única. Tras vencer a Argelia y empatar con Estados Unidos, le serviría la igualada para clasificarse. Por si no fuera suficiente estímulo, tiene otro: en un amistoso en septiembre en Wembley (2-1), hubo un penalti a Rooney y la lesión en esa jugada del central Cesar, lo que originó la protesta eslovena. "Los ingleses no se portaron bien", resumió el capitán, Koren. Birsa, volante del Auxerre, es su jugador más imprevisible, aunque el técnico, Matjaz Kek, se plantea darle descanso para frenar con alguien más defensivo a Johnson.

Por añadidura, Capello nació hace 64 años en Bisiacaria, en el noreste de Italia, un avispero étnico en donde eslovenos leales a la naciente Yugoslavia y a su líder, Josip Tito, fueron acusados de matar a cientos de italianos tras la Segunda Guerra

Las cuentas

- Eslovenia-Inglaterra: A los eslovenos les vale el empate para clasificarse. A los de Capello la victoria les clasifica directamente y el empate

les deja a expensas de que también se produzca un empate en el otro partido, en cuyo caso se jugaría su pase por el número de goles a favor con respecto a Estados Unidos.

- Estados Unidos-Argelia: A los norteamericanos les clasifica la victoria y el empate si Inglaterra no gana. Argelia necesita ganar

y que no lo haga Inglaterra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de junio de 2010

Más información